Por qué hacerse con una Wii U

Para poneros en situación, haré un pequeño inciso para que podáis entender mi punto de vista. No soy ni mucho menos un nintendero de toda la vida, es más, a pesar de haber tenido varias consolas, nunca he sido un gran aficionado a ellas. Mi primer contacto con los videojuegos, no obstante, fue con la Atari 2600 de mi hermano, que estuvo en casa desde que tengo uso de razón. Todo cambió allá por 1997 cuando entró en casa mi primer PC, desde entonces he exprimido al máximo cada ordenador que he tenido y he invertido incontables horas de juego.

Tengo que decir que no solo de ordenador he vivido hasta ahora, he tenido una Master System 2, heredada de un amigo, una Xbox clásica, una PSP y una Wii. A pesar de ello, su paso fue testimonial, la mayoría de éstas fueron a parar a mis manos por algún juego concreto que me llamaba la atención y no podía jugarlo en PC. Tras acabar con ese juego y un par más, se quedaban abandonadas a la espera de que me apeteciera volver a rejugarlos.

Como podéis comprobar, nunca me he casado con nadie en lo que a marcas se refiere, simplemente he jugado a lo que me ha apetecido y a lo que me ha gustado. Siempre he pensado que es un error ser radical en este aspecto porque si de verdad eres un aficionado a los videojuegos, puedes perderte auténticas joyas. Me hace muchísima gracia todos estos nuevos “Gamers” que defienden a muerte una plataforma y pierden tiempo y energía en desprestigiar las otras, porque si verdaderamente son aficionados a los videojuegos, estarían encantados de que las cosas evolucionen dando lo mismo la plataforma en que lo haga.

Dicho ésto, me gustaría compartir con vosotros los motivos por los cuales Wii U llegó a mis manos, por si alguien esta indeciso. Corrían tiempos de E3, y ya por mi cabeza empezaba a moverse la idea de hacerme con una consola de nueva generación. He de reconocer que en un primer momento las únicas opciones eran PS4 o Xbox One. Como ya sabéis, la máquina de Nintendo llevaba ya algo más de un año en el mercado con no mucho éxito, y las pocas noticias que leía sobre ella eran poco alagueñas.

mario-kart-8-2

Solo los lanzamientos de Super Mario 3D World y Mario Kart 8 me habían llamado la atención, pero debido al tratamiento que le daba (y le da) la prensa especializada, tenia una idea equivocada de la situación real de Wii U. Entonces un día, al llegar del trabajo, me senté delante del PC y comencé a ver la conferencia de Xbox One. La vaga idea de hacerme con una consola aumentó considerablemente. Tengo que confesar que del tema consolas estaba bastante desconectado, entonces para mi, todo lo que veía, eran novedades, así que mis expectativas subieron.

Al día siguiente fue el turno de PS4, he de decir que por el momento la que más me convencía era Xbox One, sus exclusivos me llamaban más la atención.

Pero entonces llegó el momento de Nintendo y tras ver su conferencia, la cosa cambió… Smash Brosh, Hyrule Warriors, Bayonetta 2, Xenoblade Chronicles X, The Legend of Zelda, Splatoon, Captain Toad y más juegos de los que presentaron me sorprendieron muy gratamente. Y ya no solo fueron los juegos, si no la forma de presentarlos, se nota el especial mimo con el que trata Nintendo a sus productos y eso es de agradecer. Todo esto me llevó a interesarme más por Wii U.

HyruleWarriorsEnemy

Se avecinaban buenos tiempos para ésta, o al menos esa fue la impresión que me dio. Era mas que sabido que el apoyo de las third a Nintendo era (y es) mas bien escaso, y que no iba a recibir muchos de los multis que sacaran, pero realmente eso era algo que no me importaba demasiado, ya que para eso ya estaba mi ordenador.

Pero sería injusto decir que fue simplemente el E3 lo que me ayudó a decidirme, tengo que agradecerle a David Horno, compañero de Mundo Nintendo (él si que es un nintendero de pura cepa), que me mantuviera informado correctamente de las ventajas de Wii U respecto al resto de consolas: Máquina y juegos más baratos, juego online gratuito, Off-TV… Todo ésto junto al catálogo de exclusivos, hizo decidirme finalmente por la consola de Nintendo.

Super Smash Bros 3

Al mes de la finalización del E3, llegaba a mi casa, por poco menos de 300 euros, mi pack de Wii U + Mario Kart 8, acompañado de Wind Waker HD, CoD Ghosts, NBA 2k13 y ZombiU. A los pocos días de disfrutar de la consola ya tenía claro que fue la mejor decisión que pude tomar. El GamePad, tan criticado, es una auténtica maravilla, la función Off-TV, para los que compartimos la tele con más personas, da una flexibilidad enorme. El navegador es una de las cosas que más me sorprendió, pudiendo ver streamings sin ningún problema. Y el juego online, gratuito, tanto de Mario Kart 8 como de Call Of Duty fué muy satisfactorio.

Para no extenderme mucho más, mi consejo, por la experiencia vivida con Wii U, es que si estáis indecisos, no os lo penséis mucho y deis el paso, porque no os arrepentiréis. Dejaros seducir por la magia de Nintendo y sus juegos, porque os van a proporcionar muchísimas horas de diversión, tanto solos, como en compañía.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Talus

Aficionado de los videojuegos y la tecnología desde que tengo uso de razón. Convertido en un renegado de la PC Master Race por abrir las puertas de mi casa a La Gran N y difundir la palabra del Sr. Miyamoto.

  • A mi me pasó algo parecido. Hacía muchos años que no tenía una consola de Nintendo, desde la super XD
    El caso es que a mi novia ya la tentaron con la Wii y para mi cumple el año pasado compramos la Wii U… y que maravilla, volvía a disfrutar con los juegos de mi infancia. Se puede ver mi ilusión en los artículos que hice sobre mi primera a Mario Kart 8 y New Super Mario Bros. U.
    Es una consola al que no hay que menospreciar en absoluto.

    • Si que es cierto que Nintendo perdió terreno tras sacar la Wii por el ansia de ventas y acercar al gran público los videojuegos. Game Cube era un pepino consola con un catálogo cojonudo pero lo dicho, con Wii y Wii U se está centrando en un sector que da pasta pero no prestigio. Es una pena que no esté en la batalla porque un contrincante más haría que los otros se pongan las pilas.