Nintendo Switch, sus virtudes, defectos e incógnitas

Queda apenas una semana para poder disfrutar de Nintendo Switch aquellos que, como yo, hayan decidido comprarla de inicio. La verdad es que siempre que puedo, compro una consola de inicio porque me encanta esa sensación de poder disfrutar lo antes posible de lo nuevo que ofrece cada nueva generación. Y si encima la consola es de Nintendo, el gusanillo del hype es más fuerte si cabe. Quiero analizar desde mi punto de vista, las virtudes que atesora la nueva consola de Nintendo, así como los defectos e incógnitas que levanta en los jugadores.

En el apartado de las virtudes, lo primero a destacar y aunque ya se intuía desde que era NX, es su concepto. El híbrido de consola de sobremesa y portátil era un salto evidente, lógico y prácticamente imprescindible. Años atrás incluso Nintendo ya confirmó que había unido a los equipos de desarrollo de ambos ámbitos en busca de optimizar recursos y de una futura consola híbrida. Pero Nintendo, más allá de ofrecer algo esperado como es la unión de dos mundos, ha ido un paso más allá en varios aspectos. Por ejemplo con los Joycons, que se pueden quitar y poner, tienen vibración HD, inalámbricos, baterías incorporadas, sirven como mandos independientes…etc. También el concepto de tres modos de juego (portátil, sobremesa y con la pantalla separada) hacen que no se haya conformado con un híbrido al uso.

Otra de las virtudes que veo yo en Switch es el equilibrio de todo su hardware. Su pantalla capacitativa a 720p, batería de la consola y ambos Joycons, controles con dos analógicos y gatillos, y el hardware que se intuye que lleva por los juegos mostrados, indican que todo está hecho para que la experiencia sea lo más agradable y balanceado posible, sin grandes fallos o defectos a primera vista.

Respecto al hardware, también mencionar varios aciertos a su favor, como que los juegos sean en formato cartucho (consume menos batería, carga más rápido), la inclusión de ranura SD estándar para ampliación de su memoria interna, su puerto USB tipo C que permite conectar baterías externas o conectarle cualquier cargador estándar… parece que Nintendo ha dejado atrás esos formatos propietarios que tantos dolores de cabeza dan al usuario.

También comentar positivamente su manera práctica de ser compatible con software de desarrollo como Unreal Engine o Unity, abriendo el abanico a más desarrolladores, menos costes y no preocuparse por ofrecer herramientas complicadas. También son pragmáticos en vender baratos sus kits desarrollo, entorno a los 450 euros, para que cualquiera que quiera desarrollar (lo de publicar es otro cantar) cualquier juego o aplicación en Nintendo Switch.

Si te gusta Nintendo, por supuesto que con Nintendo Switch tendrás aseguradas sus franquicias clásicas, como son Mario, Zelda, Donkey Kong, Smash Bros y demás. Además, el movimiento de juntar los monederos de Switch con 3DS hacen un plus a la hora de comprar cosas para ambas consolas, y que los juegos vayan asociados a tu cuenta en lugar de a la consola es un movimiento tan inteligente como necesario hoy en día.

Y como todo lo bueno, también tiene bastantes aspectos que no me han gustado. Se puede discutir si el precio es caro o barato, pero lo que tengo claro es que no es el deseable para una consola que parte con desventaja respecto a sus rivales, tanto a nivel técnico, de catálogo como de precio. Sabemos que Switch no va a ser una PS4 a nivel de potencia, pero con el concepto que tienen tampoco le hace falta. Sabiendo que es más potente que una Wii U y teniendo todas sus virtudes, creo que es suficiente reclamo.

Pero desde el desastroso anuncio de 300 dólares, donde no sumaron los impuestos porque cada estado de EEUU tienes los suyos propios, hasta los 330 euros que llegará a Europa, ahí empieza el primer problema de la no paridad Euro-Dolar que siempre había ocurrido. Tampoco ayuda que un juego como 1,2 Switch no venga gratis con la consola, con excusas que no tienen sentido, como que el juego se vende por separado porque tiene “calidad propia”. Sinceramente, Switch busca repetir el efecto “Wii” pero erróneamente. Recordemos que en Wii salió en plena bonanza económica, sin tablets o móviles que amenazaran el terreno jugable, a 249 euros y con Wii Sports de regalo. Creo que lo inteligente hubiera sido colocarle ese precio con 1,2 Switch de regalo, para que cuando llegaras a casa empezaras a hacer el chorra con tus amigos o familiares, y vieras todo lo que puede aportar la consola y sus mandos.

Con un catálogo de lanzamiento pobre, con Zelda Breath of the Wild como abanderado, empiezan las primeras críticas, porque Zelda sale también para Wii U. Nintendo aquí podría haber sido egoísta y haber cancelado la versión de Zelda, como hacen otras compañías, pero Nintendo les debía ese Zelda a los usuarios de Wii U. Teniendo Zelda como gran reclamo, pocos juegos incitan a comprarse la consola. Más adelante llegará la versión completa de Mario Kart 8 en su versión Deluxe, Splatoon 2 para verano y Super Mario Odyssey allá por navidades, si es que no se retrasa. Demasiado poco catálogo para una consola que tiene que pelear contra una PS4 muy asentada con un gran precio y catalogo y una Scorpio que asoma en el horizonte.

Dejando de lado su catálogo inicial y precio (ambas cosas vitales para asegurarse un buen arranque), hay un par de cosas que no me terminan de convencer. El dock no tiene puerto ethernet, y eso creo que debería ser obligado, o al menos como mínimo incluir el adaptador, y aquí sale a la luz la vena banquera de Kimishima, el tema de los extras. No contento con obligarnos a comprar un adaptador usb a ethernet, el soporte para los Joycons y convertirlos en un mando tradicional no carga los mismos, vendiendo a parte el mismo pero con la clavija para su carga. Vale que se cargan estando conectados al dock, ¿pero tanto costaba ponerlo de serie?. Ambos feos detalles que dejan al usuario más cabreado que contento. Tampoco el precio del mando Pro como de sus accesorios ayuda en exceso a la sensación de que hay que desembolsar una cantidad grande de dinero para disfrutar al 100%.

Otro de los temas polémicos es el online de pago. Como han comentado, hasta otoño será gratuito, pero luego será de pago a un precio por determinar (se habla de unos 20 euros aprox), incluyendo juegos de Snes o NES que podrás descargar durante ese mes, pero que cuando pase ese tiempo los perderás. Nintendo tiene catálogo de sobra para abastecerte cada mes durante la vida de la consola con juegos de NES, SNES y Nintendo 64 hasta aburrirte, sin tener que recurrir a que desaparezcan pasados ese mes. Nintendo, permíteme un consejo. Si quieres equipararte en lo malo como es el online de pago, tendrías que ofrecer también lo bueno que ofrece la competencia, como son los juegos con los que incentivan tu suscripción online y que no desaparecen al mes para siempre, o que se puedan compartir cuentas, por poner un par de ejemplos.

Y sobre el tema de la consola virtual quiero puntualizar que, según últimas noticias, no habrá consola virtual de inicio. No tengo dudas de que llegará pronto, pero si el catálogo ya es flojo de inicio, no habría venido mal algún juego más para acompañar a Switch en su andadura, aunque fuera algún juego de Snes para amenizar la espera que se ha autoimpuesto Nintendo entre lanzamientos importantes.

Otras cosas de menor importancia son la ausencia de navegador web o Netflix, pero parece que Nintendo ha optado por dar el 100% de potencia a su consola, cosa que me parece perfecta.

Vistas las cosas buenas y malas, quedan también las incógnitas, que son muchas también. Desde saber el precio para Europa del online, calidad del mismo y servicios que vendrán incluidos como juegos gratuitos,  pasando por la confirmación de el sistema de chats de voz (que parece que ser que va a ser mediante una app móvil, veremos a ver qué pasa), hasta el apoyo third después del lanzamiento, que ya sabemos que se bajan del barco si ven que empieza a entrar agua por los resquicios como pasó con Wii U.

También tendremos que ver los sistemas que abarca la consola virtual cuando la lancen, así como los precios de los juegos. Aquí Nintendo podría lanzar versiones de Joycons de los diferentes sistemas como por ejemplo Gamecube, imaginaros convertir vuestra Switch es una Gamecube portátil, sería simplemente increíble.

Otra duda será la política con el precio de sus juegos digitales. Ante la avalancha de ofertas de la competencia, Nintendo tiene que hacer una tienda atractiva visualmente, cómoda para comprar y con precios competitivos, no puede permitirse vivir en el pasado.

Y quizá la duda más grande de todas, ¿sabrá convivir con Nintendo 3DS?. Nintendo se ha empeñado en vender a Switch como “consola de sobremesa” para no menguar las ventas de su exitosa portátil. Creo que Nintendo dejará que el tiempo hable por sí mismo, y si el éxito de Switch es grande, el paso natural es abandonar 3DS en favor de Switch, pero si esta última resulta un fracaso, siempre puede agarrarse a la veterana 3DS y sacar una sucesora de esta misma. Difícil papeleta la de Nintendo con este tema, tiene que hilar muy fino para no perjudicar a ningún sistema, aunque es algo realmente complicado.

Si me preguntas si me voy a comprar Nintendo Switch te diré sonriente que sí. Me gusta el concepto, me encantan las portátiles, adoro las franquicias de Nintendo y veo una consola llena de posibilidades. Sé que tendrá un catálogo afín a mis gustos, al igual que Wii U ha tenido más de una docena de juegos que simplemente son maravillosos. Quiero jugar a Zelda en su mejor versión, quiero disfrutar de Mario kart 8 Deluxe desde mi sofá y desde la calle, quiero seguir disparando en Splatoon y esta vez con charla de voz, y tengo unas ganas tremendas de saltar con Super Mario Odyssey. Quiero vivir lo que sólo Nintendo es capaz de darme, y sé con Switch lo voy a tener.

Switch no está exenta de defectos, de muchas incógnitas y de numerosas virtudes, pero de una cosa estoy seguro, y es de que no me dejará a mi ni a nadie indiferente. Nintendo siempre ha sido así, para lo bueno y para lo malo. Como dicen por ahí, “va a su bola” y agradezco que una compañía saque la chistera de la imaginación y nos ofrezca algo diferente, algo que nadie más que ellos se atreverían a realizar.

Y a ti, ¿Qué te parece Nintendo Switch?. ¿Pesan más sus virtudes o sus defectos para decidir su compra?.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Rickyprat

Desde que descubrí el MSX estoy enamorado de los videojuegos. Fan de Nintendo, Zelda y cualquier juego que desate mi imaginación.