Mi opinión sobre PS4 Pro

He esperado unos días para evaluar qué es PS4 Pro, qué ofrece y que aportará a los videojuegos. El primer sentimiento fue de hype, porque soy muy fan de los datos técnicos: HDR, 4K, reescalados, framerate, antialiasing… todo ello fluía en la Playstation Meeting, nos vendían eso, datos fríos sobre qué es capaz de hacer la nueva PS4 Pro. Sobre el papel, se nos dieron datos pero todos muy ambiguos o dignos de ser cogidos con pinzas. ¿Funcionarán los juegos a 4K nativamente?. ¿Serán reescalados?. ¿Qué juegos irán a 4K, los triple AAA o sólo algún indie con gráficos más modestos?. Todas esas interrogantes me asaltaron mientras me seguían bombardeando con términos más técnicos. Al menos, parece ser que los usuarios actuales de PS4 recibiremos actualización via software del HDR, cosa de agradecer.

Como soy bastante fan de esos términos, mi alegría fue tremenda, ya que es una PS4 más potente, y se supone que podrá llegar más lejos en lo que a gráficos se refiere. Se supone que esa mejoría no dejaría atrás a los usuarios actuales de PS4 (está por ver), y que habría 2 versiones del mismo sistema, con dos tipos (o más) de configuraciones gráficas, como si de un PC se tratara. Curiosamente, acaban de anunciar que The Last of Us podría funcionar de manera nativa a 4K y 30 fps en PS4 Pro, más datos sobre detalles técnicos que sobre una posible secuela.

tlou

Pero no quise dar mi opinión sobre mi hype, quería dejar que pasaran más días y analizar lo mostrado de una manera más fría. Y he de decir que estoy realmente triste, porque me había alegrado (al igual que muchos de nosotros) en algo totalmente intangible. No se habían mostrado juegos, ni ideas nuevas, ni nada revolucionario. Simplemente fue la conferencia de la supremacía de los tecnicismos sobre los juegos. Fue la confirmación de que nos importan más los 4K, HDR y framerate que el disfrutar realmente de un videojuego, aunque este no sea puntero gráficamente. Fue la muerte de la diversión como tal, que vende más el “mira que podría hacer con esto tan potente” más que el “mira lo que hago con lo que tengo”.

Sinceramente, creo que PS4 da mucho más de sí de lo que ha hecho hasta ahora. Estoy de acuerdo de que en los tiempos que corren, es difícil meterse a programar un triple AAA en consolas por la relación inversión-beneficios, que da mucho más dinero un juego de móvil con una inversión mínima, por ejemplo. Porque el gasto de hacer un juego no se va sólo en la creación del mismo como tal, si no todo el gasto de marketing que va detrás. Y estamos viviendo que juegos con más marketing que diversión van ganando a juegos con la propuesta inversa. Se premia más al que mejor se vende, aunque ciertamente casi siempre ha sido así, que se lo pregunten a la compañía que hizo conferencia el mismo día que Sony

No man´s sky

A todo esto, me gusta que las consolas tengan más potencia. Siempre he sido partidario de que contra más potencia nos ofrezcan, nos pueden ofrecer mejores gráficos que acompañen al juego, el problema es cuando va a al revés. Digamos que se le da más importancia al marketing, a sus tecnicismos y luego, al juego que va detrás. Ya hemos visto casos donde los dos primeros han dado como resultado juegos poco disfrutables o que no han conseguido resistir el hype con lo que se les esperaba (The Order 1886 o No Man´s Sky, por ejemplo). Otros juegos pasa justo lo contrarío, no se oye hablar mucho de ellos, pero consiguen valer su propuesta jugable por encima del resto, como Life is Strange, Ori and the Blind Forest o Rocket League.

Me preocupa dónde va la industria, de que se premie más (económicamente hablando) el marketing y los tecnicismos que la calidad del videojuego en sí. Y es por ello que Playstation Pro me ha dejado un tanto frío. Como he dicho, pienso que la tecnología tendría que dar como resultado mejores juegos, con mejores historias y nuevas mecánicas. Algo que realmente me motive a dar el salto a una nueva “generación”, aunque no sea exactamente el caso. PS4 Pro se ha lanzado con la promesa de que tendremos mejores gráficos, que estarán a 4K, que tendrán HDR, y ha mostrado juegos ya existentes con esas técnicas. ¿Pero dónde están los juegos que aprovechen ese hardware?.

ori

Quizá la respuesta sea sencilla. No es un salto generacional, es una mejora de lo que ya tenemos. Es justamente ese el planteamiento real que tiene la consola, una versión PRO de algo que ya existe, de ahí el nombre. No vamos a tener diferentes juegos (en teoría), si no diferentes configuraciones gráficas del mismo. Siendo sincero, es una cosa que me gusta, prefiero que nos den opciones para elegir la que mejor se nos adapte a nuestras necesidades. pero sabiendo que PS4 está desaprovechada, lanzar un nuevo hardware me parece poco acertado. Quizás la VR tenga algo que ver, y el bombardeo con el que nos están sometiendo con el 4K y HDR tenga mucho que ver, porque Microsoft también se ha subido al carro con su Xbox One S.

Queda por ver si hay fragmentación de usuarios, si los estudios terminan por sacar juegos “only for Pro“, con opciones extras, o que directamente favorezcan el juego en pro (y nunca mejor dicho) a la nueva versión de PS4. De momento, sigo expectante a lo que en juegos se refiere, y ver si realmente el cambio merecerá la pena.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Rickyprat

Desde que descubrí el MSX estoy enamorado de los videojuegos. Fan de Nintendo, Zelda y cualquier juego que desate mi imaginación.

  • Yo me he pasado a la Pro sin dudarlo, no por las mejoras, que opino que las hay, al margen de justificar o no que hagan un nuevo modelo.
    Mi cambio ha sido porque al tener una TV 4k y la consola fuera de garantía, he valorado si me merece la pena pagar la diferencia y comprar el nuevo modelo y tener así otros 2 años de garantía.
    Lo del 4K sinceramente, ni lo notas, hasta que no salgan juegos nativos en 4K no podremos opinar.
    Otro motivo del cambio es por las VR ya que veo que han sido muchos los juegos que se han beneficiado con las mejoras.