Los errores de Nintendo con Wii U

Nintendo NX está al acecho, van saliendo poco a poco rumores de lo que puede ser la nueva consola de Nintendo. Se especula con un híbrido entre portátil y sobremesa, lo cual sería un acierto dada la situación actual del mercado. Pero antes de saber qué nos depara Nintendo NX, me gustaría analizar los errores que ha cometido Nintendo con Wii U.

Me declaro Nintendero. He crecido junto a Super Nintendo, vivido la adolescencia con Nintendo 64, la juventud con Gamecube, la adultez junto a Wii y la madurez junto a Wii U. Entre tanto, todas las plataformas portátiles de Nintendo me han acompañado, dándome muchas horas de juego, y las que aún me quedan.

Ahora que Nintendo parece que va a quemar sus últimos cartuchos con Wii U, echo la vista atrás y veo los errores, desde mi humilde punto de vista, que ha cometido. Muchos errores por parte de Nintendo, unos fácilmente previsibles, y otros relativos a la evolución del mercado.

NEFASTA PRESENTACIÓN DE LA CONSOLA

Junio de 2011. Nintendo, en un E3, presenta el esperado Project Cafe, con nombre definitivo Wii U. Primera mala decisión con un nombre confuso, donde la gente no logra adivinar si era una consola nueva o una mejora de la Wii existente. Pero si mala era la decisión del nombre, la presentación de la propia consola fue peor. Ni los más seguidores del mundillo nos enteremos muy bien. ¿Era una consola nueva?. ¿Qué era exactamente la tablet con forma de mando?. Apenas se pudo ver de pasada la consola, centrando toda la atención en el GamePad. Todo muy confuso, incluso para la prensa y usuarios más entendidos.

Poco a poco se fueron disipando las dudas de lo que acabábamos de contemplar. Era una consola nueva, con una tablet pegada a un mando, y con muchas posibilidades como en su día ofrecían Nintendo DS y Wii. Pero las noticias que llegaban acerca de su hardware tampoco emocionaban.

PRIMEROS DETALLES DE SU HARDWARE NADA ALENTADORES

El GamePad se presentaba con una pantalla táctil resistiva, de las que hay que ejercer presión para que detecte el toque, algo ya en desuso en favor de las pantallas capacitativas. La resolución del GamePad anunciada era de 854×480, bastante pobre para los tiempos que corrían (inferior al ya disponible iPhone 4).

Sobre la consola no había tampoco buenas noticias, con los rumores especulando como algo mejor que una Xbox 360 y PS3, pero alejado teóricamente de las posibles especificaciones de PS4 y Xbox One. La memoria interna de 8 GB o 32 GB tampoco ayudaron mucho a tener la percepción de que algo potente a nivel de hardware nos esperaba. Además (y aquí le pasó un poco como a Kinect en Xbox One), por las declaraciones realizadas, el GamePad encarecía bastante el precio final, que bien podrían haber destinado a mejorar el hardware de la consola. Tampoco noticias como la ausencia de puerto ethernet para conectarla por cable (aunque se podía comprar por separado) ayudaba mucho a la percepción de tener una máquina potente entre manos.

PRECIO DE LANZAMIENTO Y CATALOGO INICIAL

30 de noviembre de 2012 fue la fecha elegida para Europa del lanzamiento de Wii U, con unos precios relativamente altos respecto al hardware ofrecido. 300 euros por el pack básico de 8 GB, 350 Euros por el modelo premium de 32 GB, y 400 Euros si le añadíamos el juego Zombi U y el mando Pro Controller. No era un precio desorbitado como lo fue PS3 en su momento, pero tampoco era el precio atractivo que tuvo Wii de 250 Euros y su promesa de revolucionar la manera de jugar.

Pues bien, con el conocimiento de su hardware, su precio, su promesa de revolucionar de nuevo el sector con una propuesta de juego asimétrico que ofrecía el GamePad, se lanzó Wii U con un catálogo atípico. El Mario de inicio, New Super Mario Bros U, no era el típico juego del fontanero que revolucionó cómo en su época lo hizo Super Mario World, Mario 64 y, en menor medida, Super Mario Sunshine o Super Mario Galaxy. Era un buen juego, sin duda, pero lejos de lo que nos tenía acostumbrados nuestro querido Mario. Zombi U lideró el ejemplo de cómo se podía usar el GamePad, con multitudes de novedades a nivel jugable, aunque le faltaba algo al juego para atrapar a nuevos consumidores como en su día lo hizo Wii Sports.

El problema radicaba en que su catalogo de juegos “casuales” no atraía a nuevos jugadores, ya que ni Zombi U, ni la retahíla de juegos de este tipo (Just Dance 4, Rabbids Land, Family Party…) eran suficientes para generar un nuevo mercado. Tampoco los jugadores de toda la vida se sintieron atraídos especialmente por juegos ya lanzados muchos meses atrás como Mass Effect 3, Darksiders 2, Assassins Creed III o Batman Arkham City, por poner algunos ejemplos.

catalogoInicialWiiU

EL PAULATINO ABANDONO DE LAS THIRD PARTYS

La apuesta inicial de consola “hardcore” que quiso transmitir Wii U desde el inicio con juegos AAA de las grandes compañías, rápidamente se olvidó al no ser rentables a niveles de ventas. De todos modos, era bastante previsible el bajo nivel de ventas de estos títulos, dado que ya estaban disponibles meses atrás para otras plataformas, pero la retirada de las grandes third partys era ya tangible.

Tras los juegos de inicio, quedaba por ver la segunda hornada de juegos, a ver qué podía ofrecer. Con el lento pero preocupante abandono del apoyo third party, Nintendo tenía que sacar pecho y lanzar sus IPS más importantes para nutrir el catálogo de Wii U. Pero Nintendo erró una vez más, ya que se dio cuenta de que el hacer juegos en HD era mucho más laborioso de lo que preveían en un inicio, por lo que sus grandes licencias se retrasarían meses e incluso años.

Wii U Abandono de las third partys

CATÁLOGO DEMASIADO PREVISIBLE

Así, poco a poco y lentamente, iban apareciendo los juegos esperados. Los juegos que cualquier fan de Nintendo empezaban a aparecer. Pikmin 3 y Super Mario 3D World calmaron un poco la sed de juegos que sólo Nintendo es capaz de hacer. Algunas third partys aún se atrevían a sacar juegos interesantes como The Wonderful 101 o Sonic Lost World, pero seguía siendo insuficiente para incrementar las ventas. 2014 ya empezó a cambiar la dinámica, donde títulos excelentes empezaban a salir con cierta regularidad, como Super Smash Bros, Mario Kart 8, Hyrule Warriors o Donkey Kong Tropical Freeze.

El problema es que no había un golpe de efecto, ni el hardware había conseguido atraer a nuevos jugadores, y los ya existentes no encontraban el punto diferencial que les atrajera. En este punto, las thirds prácticamente habían abandonado a Wii U, y juegos exclusivos buenos de otros desarrolladores como Bayonetta 2 eran ya prácticamente nulos. Aún así, este 2015 ha seguido sacando juegos muy buenos, como Super Mario Maker, Yoshi´s Woolly World, Kirby y el Pincel del Arcoíris… Todo un sueño para los amantes de los juegos de Nintendo, y ese es el principal problema. Si no te van los juegos de Nintendo, Wii U no es tu consola. Olvídate del último Fifa, Call of Duty, Dark Souls, Final Fantasy o cualquier gran saga multiplataforma. A mí, particularmente, es una cosa que me gusta, que diferencia la consola del resto. Pero, por desgracia, no todo el mundo piensa igual. Por suerte, a parte del catálogo previsible, Nintendo siempre sabe sacar IPS nuevas e interesantes como Captain Toad: Treasure Tracker o el reciente Splatoon, aunque se antoja poca sorpresa para un usuario ya experimentado.

Pikmin3

FUTURO

Nintendo siempre sabe abastecer a sus consolas de grandes juegos, y la supuesta última hornada (qué duro es decir esto, pero me temo que va a ser así) será el broche final del catálogo de Wii U. Nos espera en el horizonte juegos de la talla de Star Fox Zero, Mario Tennis, Xenoblade Chronicles X y sobretodo, The Legend of Zelda. Porque Link no se suele perderse los primeros compases de las consolas de Nintendo, y en esta generación ha fallado para el estreno. Han sido muchas las dudas que ha generado, con la hipótesis que cada vez cobra más fuerza de lanzamiento de dos versiones para el juego, una para Wii U y otra para NX, como ya sucedió con Gamecube y Wii.

The Legend Of Zelda Wii U

OPINIÓN PERSONAL

Como he dicho, soy Nintendero desde siempre. Me gustaría que Nintendo volviera a la senda del gran hardware, como muchas veces ha hecho. Pero también por otro lado me gusta la idea de tener algo diferente, no un clon de lo que ya hay en el mercado. Creo que con 3 versiones del mismo juego (PS4, Xbox One y PC) ya hay suficiente. Nintendo siempre ha pecado de ir un poco a su bola, pero gracias a ella he podido disfrutar de grandes juegos y con ideas siempre frescas.

Creo que con Wii U, Nintendo ha cometido muchos errores. Cosas como no tener mando clásico de serie en todos los modelos, que el mercado casual ya tiene dónde entretenerse con smartphones y tablets cada vez más potentes, la ausencia de un sistema online sólido con partys, retransmisiones y demás le han pasado factura. El tener una store poco práctica y atractiva tampoco ha ayudado. Tiene un potencial tremendo, pero cosas como la marginada Consola Virtual no tiene ningún sentido. Precios excesivos para ser una simple “rom” e incluso hay juegos en ingles, cuando la versión que nos llegó aquí fue en castellano, como Golden Sun. Incluso la propia interfaz de Wii U se hace tosca y lenta para los tiempos que corren.

Otras cosas que pueden haber afectado a Nintendo ha sido el éxito de los Amiibo, algo totalmente inesperado pero realmente lucrativo para la empresa de Kyoto, centrando gran parte de la atención en su nuevo negocio. Nintendo 3DS se ha llevado también mucha parte de la atención, y han aprovechado poco la simbiosis que podrían haber generado las dos consolas.

También he de reconocer los aciertos de la consola, como un precio de los juegos muy competitivo (rondando los 35-40 euros la novedad), la ausencia de pago por jugar online, retrocompatiblidad con Wii, un mimo increíble para sus juegos franquicia como Mario Kart 8 o Super Smash Bros., y un catálogo hecho a media para un fan de Nintendo.

De todas maneras, con sus aciertos y sus errores, Wii U será una consola que quede en mi recuerdo como lo fue Nintendo 64 y Gamecube, una de mis consola favoritas a la cual le pasó un poco lo mismo. Para mí el éxito o el fracaso de una consola no va ligado a sus ventas, ni siquiera a los comentarios de la gente. Una buena consola es la que me hace disfrutar de sus juegos, y Wii U lo hizo, lo hace y lo hará seguramente por muchos años, porque tiene un catálogo de exclusivos que justifican de por sí su compra. El tiempo lo pondrá en perspectiva, y de aquí a unos años recordaré a Wii U con cariño, como lo sigo haciendo con Gamecube.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Rickyprat

Desde que descubrí el MSX estoy enamorado de los videojuegos. Fan de Nintendo, Zelda y cualquier juego que desate mi imaginación.

  • Mi primera consola fue la NES y luego la Super, pero luego le perdí el rastro a Nintendo hasta hace poco con Wii U. No soy fan incondicional de Nintendo, pero si aprecio esos juegos que solo ellos saben hacer y ofrecer.
    Espero que se pongan las pilas y vuelvan con fuerza. Me intriga saber que tiene planeado y que será NX. Opino que cuanta más competencia mejor para todos. Y sobretodo que cada consola tenga su “toque personal” y aporte algo que las distinga del resto y creo que en eso Nintendo pueden ser únicos, pero también cometen errores.
    Lo importante es saber rectificar a tiempo y espero que lo hagan y vuelvan a sorprendernos.