Logros y trofeos, ¿diversión u obsesión?

Teniendo en cuenta la moda de los logros y trofeos, me gustaría aportar mi granito de arena acerca del sistema de puntuación que tantas horas nos ha robado y, por fuerte que suene, se trata de un programa que existe desde hace años y por el que que muchos usuarios no podrían ver los videojuegos de la misma manera sin él. La gran mayoría de los lectores sabrán de sobra lo que son los logros y los trofeos, pero para quienes no lo sepan, haré una breve explicación.

Cuando se lanzó Xbox 360 allá por el año 2005, se podía preveer que a partir de entonces las videoconsolas estarían muy enfocadas al mundo online y que se iba a terminar eso de encender la consola casi exclusivamente para jugar, sino que iban a ser como un pequeño ordenador donde podríamos hacer otras funciones. Entre ellas se encontraba la de cargar nuestro propio perfil cada vez que la iniciásemos, el cual contendría nuestras partidas guardadas -entre otras cosas- de las del resto de usuarios de la misma máquina. El perfil de Xbox 360, más conocido como Gamertag, además de permitirnos elegir un avatar, un nombre de usuario y redactar una breve biografía entre diversas funciones más, contenía un sistema de puntuación que operaba de la siguiente manera:

Al principio no sabías exactamente como iba la película, pero en cuanto jugabas unas cuantas partidas te percatabas de como funcionaba aquello. Resulta que cada videojuego del que tu disfrutabas contenía unos logros bloqueados, que no eran otra cosa que realizar una serie de funciones y objetivos en el videojuego en cuestión para poder desbloquear cada uno de ellos. Pero además cada vez que desbloqueabas uno de estos logros, te puntuaba con un número denominado “G” que normalmente era 5, 10, 20, 100… así hasta hacer una suma total de todos por valor de 1000G. En resumen, cada videojuego contenía 1000G -salvo los arcades que contenían 200G y actualizaciones futuras que hicieron que algunos títulos incrementaran el valor por encima de 1000G- y tu intentabas superar una serie de retos que te iban aportando de esa puntuación, la cual se añadía a tu Gamertag de la consola.

En PlayStation 3 esta función no existía en sus comienzos, pero poco tiempo después la añadieron con la pequeña diferencia de que en lugar de tratarse de puntos, se trataba de trofeos. Los trofeos eran la gran mayoría de veces los mismos que los logros de Xbox 360 en el caso de los multiplataformas, pero se dividían en Bronce, Plata y Oro según su dificultad, y una vez desbloqueados todos y cada uno de ellos, te obsequiaban con el trofeo de Platino, que equivalía a haber conseguido todos los demás.

Microsoft decició compensar de alguna manera los logros obtenidos, pero tampoco es una panacea como tal...

Microsoft decició compensar de alguna manera los logros obtenidos, pero tampoco es una panacea como tal…

Tras esta breve sinopsis acerca de qué son para que todos los lectores queden familiarizados con el tema en cuestión -y sin olvidar mencionar que en la actualidad siguen existiendo en Xbox One y PlayStation 4 y PlayStation Vita-, es cuando yo me pregunto… ¿realmente merecen tanta importancia como muchísimos usuarios le dan?

Una de las primeras cuestiones que nos planteamos prácticamente todos es si tienen alguna utilidad, si te van a obsequiar con algún premio al llegar a una determinada puntuación. La respuesta es bien sencilla: No, no sirven para nada más allá que presumir delante de tus coleguitas y ver quien la tiene más larga. Es cierto que en el caso de Xbox hace unos años lanzaron un sistema que cada “x” puntos, te obsequiaban con algún descuento que no era gran cosa, pero más allá de eso… nada más.

El quid de esta cuestión es que hay un gran número de usuarios que ni saben de su existencia o directamente gozan de los títulos sin darle la más mínima importancia, pero hay casos de jugadores que llegan a obsesionarse con ello hasta tal punto de hincar el diente a juegos que le disgustan, solo por el hecho de que este te ofrecía la oportunidad de mejorar tu rango de una manera rápida y sencilla, o negarse a jugar a todo aquello que no dispone de estos sistemas de puntuación.

Yo siempre he reconocido que se trata de una gran novedad y una manera de ayudarte a exprimir aún más tus juegos favoritos, muchos de los cuales no volverías a tocar una vez finiquitada la historia principal. Pero creo que hay que diferenciar entre diversión y obligación, cuando un jugador en lugar de disfrutar echando horas por conseguir los 1000G o el trofeo de platino, dedica tardes y noches molesto por el simple hecho de que se siente mejor consigo mismo por haberlo conseguido, pero en el intento ha sufrido y su diversión ha sido nula -dándose casos incluso de marcharse y dejar la consola encendida porque el logro/trofeo en cuestión así lo requería-.

Dicho esto siempre nos queda el debate para que compartáis vuestra opinión y reflexionemos todos juntos, tanto si estáis de acuerdo conmigo como si vuestra idea acerca del tema es totalmente contraria. ¿Merece la pena intentar conseguirlos todos, o es una perdida de tiempo?

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Rukenshin

Me crié entre consolas y actualmente me alimento de videojuegos. La música, el cine y la cerveza también forman parte de mi dieta pero los DLC’s me provocan retortijones. De la mano de Mario aprendí a caminar, junto a Link me volví un luchador, entre los zombies de Resident Evil desperté mi instinto de supervivencia y con Final Fantasy comprendí el significado de la palabra “emoción”.

  • Depende del juego, cuando hay juegos que te obligan a jugar al multi para conseguirlo es claramente una putada. Son buenos y un aliciente a que el juego dure más horas y poder exhibir el platino o los 1000g, siempre cuando sea un juego que te apetezca, porque conozco gente que juega al Barbie para tener los 1000g.

  • Si no son logros que puedes realizar durante la “primera vuelta” vuelta, no me interesa. Muchos son para alargar la duración del juego haciendo cosas absurdas.
    Me flipa cuando te pasas un juego y ves que solo has conseguido un 5% de los trofeos… #WTF ?!?!?

  • Hola. Soy RockBell y los logros me han jodido la vida.