La moda League of Legends

Antes de nada he de dejar muy claro que este artículo no deja de ser una opinión personal y cuenta con una fuerte pizca de humor y sátira. Por lo tanto espero que lo disfrutéis y que nadie se sienta ofendido al leerlo.

League of Legends, “el juego ese de los 4 mapas de siempre“, “si eres platino te hago todo lo que quieras” o más conocido mundialmente como LoL, es ese videojuego que todos conocemos y del que muchos nos preguntamos hasta cuan lejos puede continuar la moda que arrastra a sus espaldas.

Antes de nada me gustaría aclarar que a mí personalmente, League of Lengends no me parece un mal juego, de hecho me resulta hasta entretenido y no tendría ningún inconveniente en echar alguna que otra partidilla. Pero ojo, que no me parezca un mal juego no quiere decir que no esté hasta las mismas narices de tanta tontería y manadería fanboy de por medio, que es del público concreto en que quiero centrarme precisamente. Así que nadie se sienta atacado por lo que va a leer a continuación, respeto tanto al que se vicia a 20 mil juegos al año, como al que echa 5 horas diarias al LoL, pero ello no quita que tenga mis motivos para criticar muchos aspectos que rodean a esta competición masiva.

La aspiración de algunos es llegar a ganarse la vida en torneos profesionales

La aspiración de algunos es llegar a ganarse la vida en torneos profesionales

El LoL es ese juego online que nació sin que nadie se diera cuenta y que poco a poco fue atrayendo fanáticos hasta transformarse en lo que es hoy día. Hasta aquí no hay problema alguno pero, ¿cuándo se produce el conflicto? muy fácil: cuando el título pasa de llamarse videojuego, a denominarse moda.

¿Y por qué League of Legends puede considerarse una moda que cada día cuenta con más seguidores a sus espaldas?

  • Niños que rondan los 12 años intentando darte lecciones sobre como jugar, sobre lo que es un videojuego y, lo que es peor, sobre moralidad utilizando el LoL como ejemplo base de todos sus argumentos.

  • Tías que en su vida han catado un videojuego y que siempre han discriminado a quienes los amábamos, pero que empiezan a jugar al LoL debido a que el novio, el amigo o su prima la del pueblo también lo hacen y ellas no pueden ser menos, por lo que de la noche a la mañana se vuelven unas “PROs” del juego y encima tratan de aportarte lecciones sobre cualquier videojuego del mundo -todo ello sacado de la enciclopedia de internet, of course-.
  • Tíos que pasaron de jugar a una gran variedad de videojuegos, a encerrarse únicamente al LoL porque ello les permite comunicarse con sus amigos, arrimarse más a la tía que les gusta o, en el caso de llevar una vida solitaria, entablar nuevas amistades.
  • La entrañable historia de esa persona que le apura decir que está enganchaba y que, cuando “le pillas” jugando al título, su excusa es: “en verdad este juego no me gusta, pero como me aburro lo pongo…”. Pues hombre, quizás yo sea raro, pero si a mí realizar una actividad no me gusta y encima me aburre, no la hago.
  • Todos aquellos jugadores de World of Warcraft (la moda de antaño que ya ha vivido su época dorada) que representan un elevado porcentaje y que se han pasado al LoL misteriosamente, cuando se trata de un juego tan sumamente distinto y que nada tiene que ver con el título de Blizzard.
  • El caso de esa persona que juega a League of Legends únicamente porque ve a sus Youtubers favoritos hacerlo y aspira a ser algún día como ellos.
  • Ausencia constante de amigos o, en el peor de los casos –y esto es muy serio y grave- pérdida total de los mismos porque su vicio llega a convertirse en obsesión y prefieren quedarse jugando al LoL en lugar de salir a tomar el aire.
  • Y un laaaaaaaaaaaaaargo etcétera interminable de variados casos más.
  • Jinx tiene el pelo azul, y eso siempre hace que un personaje mole más

    Jinx tiene el pelo azul, y eso siempre hace que un personaje mole más

    ¿Os suenan los ejemplos anteriormente mencionados? estoy seguro que más de uno de ellos, lo habéis vivido o leído en vuestras propias carnes. Es llegados a este punto cuando me diréis:
    -Pero oye, que cada uno es libre de jugar a lo que quiera y tu no eres nadie para criticar las aficiones y los gustos de los demás. A lo que yo contestaré:
    -Por supuesto que no, y de hecho no lo hago a no ser que me sienta atacado gratuitamente por fanboys que no aceptan un análisis negativo sobre el juego.

    Y ese es el problema, que hay muchísima gente que juega al LoL y no se mete con nadie, pero hay muchos otros que te meten caña hasta el punto de prácticamente insultarte -y no es coña- y mostrarte el mayor de los desprecios solamente porque a ti el título no te gusta o porque no lo tengas instalado en tu ordenador.

    De todas formas es muy fácil diferenciar al jugador medio de League of Legends que disfruta jugándolo, del obsesivo que lo tiene compulsivamente por moda. El jugador compulsivo utilizará términos raros o poco comunes , tales como “OP” en lugar de dopaje, te llamará manco si una partida te sale mal, se pasará el día enseñándote skin tras skin y lo flipará aunque sus gráficos sean de cuando el HD ni existía, o te intentará convencer de la pedazo historia que tienen cada uno de los personajes.

    Aunque al monigote ni se le vea apenas la cara, las skin son muy importantes

    Aunque al monigote ni se le vea la cara, las skin son muy importantes

    Luego tenemos otro caso de moda clara como la aparición de un nuevo personaje en el juego, y que todo el mundo lo endiose de la noche a la mañana. La mayoría cuando jugamos a Final Fantasy VII, endiosamos a Sephiroth por su maldad, su forma de ser y toda la historia que rodeaba a dicho personaje, pero no nos dimos cuenta de ello hasta que pasamos bastantes horas descubriendo el juego. ¿Entonces como es posible que un personaje de League of Legends, que ayer ni siquiera existía, al día siguiente tenga ya un ejercito de fans, que expresan que es el mejor protagonista que ha parido un juego o, incluso que incluso cuente con gente preparando un cosplay para expresar su agrado? Si a eso no se le llama moda, apaga y vamonos.

    ¿Sabéis por qué pienso que League of Legends es pasajero por encima de, como muchos lo ponen, un videojuego que se merezca el 10? Porque los videojuegos de 10, tales como Final Fantasy, Zelda o Metal Gear, desaparezcan o no algún día, serán recordados por siempre como joyas indispensables que ningún jugón debería perderse. Sin embargo League of Legends antés o después caerá, ya que será sustituido por otro hasta el punto de dejar a este en la sombra, y gran parte de sus aficionados se pasarán al nuevo juego de moda olvidándose del LoL por completo. Quizás me equivoque, pero torres más grandes han caído y nadie las recuerda en la actualidad.

    Concluiré esta crítica aclarando que League of Legends no es el mejor juego de la historia -ni tampoco el peor- pero que puede jugarse y es merecedor de ser catado aunque sea. Pero que a pesar de ello, en su entorno ha creado un ejercito enorme de personas que se toman demasiado en serio un videojuego y que, tristemente, en muchas ocasiones no respetan los gustos de quienes no jugamos al LoL pero llevamos prácticamente toda la vida metidos en el mundillo de los videojuegos. Por gustarte el LoL, no quiere decir que seas un fanboy malo ni que hagas ninguna de las cosas que anteriormente mencioné, pero por no gustarte, tampoco quiere decir que seas lo peor del mundo ni que nadie tenga que darte “lecciones” acerca de por qué vivir en un mundo sin LoL, es un mundo sin gracia.

    Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

    Escrito por: Rukenshin

    Me crié entre consolas y actualmente me alimento de videojuegos. La música, el cine y la cerveza también forman parte de mi dieta pero los DLC's me provocan retortijones. De la mano de Mario aprendí a caminar, junto a Link me volví un luchador, entre los zombies de Resident Evil desperté mi instinto de supervivencia y con Final Fantasy comprendí el significado de la palabra "emoción".

    • Shu Pollica

      Bueno,muy deacuerdo contigo en todo lo del articulo,yo era jugador de DOTA, y cuando GOA y los mismos que hicieron DOTA propusieron League of leguend lo tuve que probar,en principio como tu as dicho el juego estaba genial, era mucho mas facil y completo que DOTA,pero a la larga dada la facilidad y que era “gratis”mucha gente empezó a entrar y a intoxicar el LOL,mucho “flamer” y mucho “pro player”,pero hay no quedo la cosa…
      LOL a llegado a unos extremos que jugar solo es un suicidio, ya que te vas a encontrar de todo, 3 tios que van a querer la misma calle si o si, si no se lo dejas..pues ya tienes un afk, gente que te insulta,se sale de la partida o por que no, fedea al equipo contrario,y bueno por no hablar de los nerf absurdos a personajes o buff a estos mismos y miles de cosas que an ido jodiendo lo que antes era un juego muy bueno y competitivo, a una juego de moda y que solo piensa en el dinero.

      • Rukenshin

        Yo descubrí este juego hace ya unos cuantos años, entonces era poco conocido y la gente aun andaba al WOW. Se empezó a hacer famoso y, como este era gratis, muchos se pasaron al LoL. Y la rueda empezo a girar y a crecer hasta convertise en lo que es hoy día… como ya dije, muchos juegan porque les gusta, pero mucho otros por moda.

    • “Ausencia constante de amigos o, en el peor de los casos -y esto es muy serio y grave- pérdida total de los mismos porque su vicio llega a convertirse en obsesión y prefieren quedarse jugando al LoL en lugar de salir a tomar el aire.”

      Ha sido mi caso, de hecho los recreos de mis dos últimos años de instituto fueron un muermazo insufrible porque todos mis amigos pasaron de hablar de World of Warcraft y Super Smash Bros. Brawl. a League of Legends y al final me terminaba quedando en las clases escondido con otros amigos jugando al Uno, al Poker o a cualquier otro juego de cartas que se trajera quién fuere.
      La cosa llegó hasta el punto de que ni salían de su casa, solo uno de ellos cada Viernes por la noche para ir conmigo al embarcadero ha conocer gente.
      Para resolver esto lo que hacía era llevarmelos a mi casa a jugar a la Wii, pero no podía evitar que siguieran hablando del maldito LoL sin yo tener nada que añadir a la conversación.
      Intenté darle una oportunidad, pero pasado el mes no descubrí nada interesante en el juego, ni me pareció divertido, ni me pareció entretenido, ni me pareció motivante, me terminé aburriendo y al final pasé de jugar todos los días a solo los Viernes por la tarde, hasta que al final poco a poco terminé teniéndolo solo para parchearlo, hasta que acabé por desinstalarlo definitivamente.
      Jugar a juegos online con amigos es divertido, sí, yo entre 2006 y 2009 iba a cibercafes con amigos para jugar al Counter Strike y hace poco quedaba con unos pocos amigos para jugar online al primer Halo en su versión para PC y así estuvimos un mes, pero tampoco llegamos a tales límites.
      Por último decir que debido a falta de tiempo, esos amigos míos que juegan al LoL ya no juegan tanto, uno está estudiando y otro hace Soft-Combat, mientras que otro más ha desaparecido por completo y no he vuelto a saber de él.
      Es curioso como uno de ellos evita jugar a Final Fantasy, Kingdom Heart y Zelda porque según él, esos juegos le aburren, pero yo creo que no juega por resignación, porque tenía a otro amigo que le daba mucho la coba para jugar a dichos juegos (prácticamente le obligaba hasta el punto de que los ha terminado odiando) y encima le gusta Pokémon y los temas de fantasía medieval, así que no me cuadra.

      • Rukenshin

        A eso me refería, que si le quitasen el chat de voz a ese juego, la mitad (o más) ni jugarían, Se ha vuelto una moda en la que los amigos prefieren quedar a través del juego, que en la vida real. Y no hablo de quedar un lunes por la noche después del trabajo, hablo de fines de semana incluso

    • No puedo hablar de LoL, es que ni lo he jugado. No suelo jugar a juegos online de zurrarse entre jugadores, no me gusta, siempre que juego online busco el cooperativo sin confrontación con otros jugadores. Mi estilo de juego es el modo historia en cooperativo, o los modo “horda” contra la IA.

      Aunque probase y me gustase no me pondría a jugar exclusivamente a él durante tanto y tanto tiempo como veo que hacen los habituales jugadores del LoL. Me gusta la variedad y soy caprichoso, una semana puedo estar jugando al cooperativo de Splinter Cell Black List, y a la otra jugar al cooperativo de Dead Island.

      Lo dicho, no puedo opinar del juego, pero si voy a decir que el rollo del LoL ya cansa, está metido en todas partes, no se si es una moda o una genialidad, pero me tienen frito XDDD

      • Rukenshin

        Yo tengo un problema con los juegos sin historia o sin objetivos, y es que es muy raro que me entretengan durante mucho tiempo. Si me metes un juego como el LoL pero con logros/trofeos, todavía puedo engancharme. Pero si el único objetivo es ganar por ganar, me amuermo xD

    • Lo peor del LoL no es el juego, si no su comunidad de fanboys, niños rata y posers. Yo lo jugué cuando salió y aún no había estallado el “boom” que hay ahora, y sí, era entretenido para echarse una partida a lo mejor una vez cada 2 o 3 días, pero no entiendo por qué tanto fanatismo por ese juego. Después de jugarlo un par de semanas se me hizo cansino y monótono, todo era igual, a excepción de campeones diferentes a la semana, pero en definitiva el juego no cambiaba.

      A mucha gente le he criticado eso y me dicen que cada partida es diferente porque en cada partida hay jugadores diferentes y blablabla. A mí todas me parecieron iguales, y por suerte dejé de jugarlo cuando ya empezó a convertirse en peste por culpa de la comunidad de posers que tiene. Ahora según me han dicho amigos que juegan, es lo peor que puedes echarte a la cara.

      Me alegro de no jugarlo, la verdad, prefiero otros MOBAs que me gustan mil veces más como el clásico Warcraft, es más, seguro que hasta el Heroes of the Storm le dará mil patadas en el culo al LoL, qué ganas tengo de que ocurra eso, y todo por sus fanboys, no por el juego.

      • Rukenshin

        El problema es que en cuanto acabe LoL, habrá un sustituto (que podrá ser “mejor” o “peor”). Lo de que cada partida es diferente es lógico, en todo juego online cada partida es distinta xD.

        Yo nunca llegué a jugar mas allá de probarlo pero en mi casa se jugaba mucho en esa época que tu dices, y se lo que ha sido la transformación que ha sufrido al pasar de videojuego a moda.

    • Una semana me duró a mi League Of Legends XD

      Creo que como deporte electrónico está muy bien, los campeonatos que se realizan son bastante importantes (al parecer a la gente les gusta incluso para ver) y tiene un factor que no sabría identificar muy bien, pero que hace que cada uno identifique su alter ego en el videojuego con su campeón de LoL (se flipa con ello) y por el que trata de lucir para sorprender a los demás en cada partida.

      No me disgusta el juego ni la gente que se obsesiona con él, pero como bien dices, a los expertos de 12 años que quieren darte lecciones de vida haciéndose los PROs del LoL o imponiendo su mentalidad a raíz de lo que aprenden del juego, les metería un cañonazo por el culo por repelentes que son.

      ¡Buen artículo!

    • Fíjate si se ha convertido en un videojuego controvertido, que da para artículos como este. Artículo que me parece totalmente correcto; yo mismo habría escrito algo parecido. Aunque en mi caso he jugado al LoL desde que dejó de ser beta, hasta hace unos 7 meses. Desde navidades de 2009, aproximadamente. Por supuesto que por aquel entonces el juego era una cosa marginal, y todo aquel que nos veía jugar a mí o a mis amigos, nos decía que jugáramos al wow, que eso era una mierda.

      Ahora viéndolo con perspectiva, el juego me ha dado infinidad de horas de diversión con mis amigos, ya que se convirtió en una rutina el quedar un número concreto de personas para echar unas partidas, cada cierto tiempo.

      Sin embargo, En el último par de años, casi tres, la comunidad del juego ha crecido muchísimo, y no lo ha hecho para bien. A día de hoy no recomiendo la experiencia a nadie. La gente dentro de este juego está demasiado desbocada, por las circunstancias que sean. Es un patio de colegio, y lo digo con cierta tristeza.