La historia de PlayStation: la madurez de la gris

Tras unos inicios muy prometedores para la consola de Sony que analizamos aquí entramos en 1997 casi como entramos en 1996: con PSX como dominadora del mercado y casi sin competencia directa a corto plazo.

Si bien es cierto que Nintendo 64 aún estaba calentando (eso sí, con títulos bien cuidados y del nivel, por ejemplo, de Super Mario 64), se veía que PlayStation se coronaría como la reina absoluta de la quinta generación de consolas.

En Marzo de 1997 saldría la N64 en Europa con un catálogo más amplio y cuidado que en Japón y EEUU (ya habían salido para entonces FIFA 64 y Turok, por ejemplo): sin embargo, para entonces PSX empezaba a subir como la espuma, puesto que ya había sentado las bases de su crecimiento y se preveía un futuro brillante para ella, con juegos exclusivos que revolucionaron el sector de los videojuegos, como Tomb Raider (que salió en 1996) o Final Fantasy VII, el juego que abrió el camino para que los JRPG dejasen de ser considerados juegos para minorías selectas (en Enero del 97 saldría en Japón, en Europa tendríamos que esperar a finales de año).

FFVII_grupo

Final Fantasy VII, uno de los grandes JRPG de la historia

 

Durante todo el año 1997, la batalla entre N64 y PSX fue muy dura, siempre hablando en términos de calidad de los títulos lanzados para ambas consolas: por ventas, la gris aventajó a la consola de Nintendo en una proporción que superaba las 3 a 1.

El único mercado en el que Nintendo parecía poder plantar cara a Sony era Norteamérica, donde ambas consolas mantenían una batalla encarnizada y más o menos igualada (Sony seguía por delante, eso sí): en el resto del mundo, la superioridad de la gris era brutal.

Por títulos, Nintendo 64 realizó una gran labor, sin duda: Turok, Mario Kart 64, Goldeneye, StarFox 64… Sin embargo, PlayStation no se durmió en los laureles, y si bien es cierto que sus juegos en general gustaban pero no encandilaban, supo sacar partido de los juegos que en ese año 1997 consolidaban su catálogo y lo convertían en compra obligada para cualquier amante de los videojuegos.

Entre estos juegos se encontraban clásicos imprescindibles como el anteriormente mencionado Final Fantasy VII, Tomb Raider II (la mejor continuación posible para el primero), Crash Bandicoot 2 o Gran Turismo (el cual tendríamos que esperar hasta el 98 en Europa).

TR2_venecia

Lara Croft en Venecia. Lástima no haberla visto cuando yo fui… ^^

Estamos ya en 1998, y si bien es cierto que Nintendo no bajó la guardia (Turok 2, Banjo&Kazooie, The Legend of Zelda: Ocarina of Time), Sony comenzaba ya a desmarcarse. Además del lanzamiento en Europa de GT, en ese año aparecieron títulos de un nivel impresionante, cuya calidad sigue siendo vigente más de quince años después.

Resident Evil 2, Parasite Eve (incomprensiblemente nunca lanzado en Europa), 3, Colin McRae Rally, Spyro The Dragon, Crash Bandicoot 3, Metal Gear Solid, Ridge Racer Type 4… Joyas absolutas de una consola que, ahora sí, daba el golpe en la mesa definitivo que la hacía navegar en solitario en el competitivo mercado de las consolas de sobremesa. Y en el primer intento de Sony, nada más y nada menos.

A nivel de consolas vendidas, fue el mejor año de Nintendo 64 (casi diez millones a nivel mundial)… pero también el mejor de PlayStation (más de 21 millones de consolas vendidas, casi na). Cabe decir que en este año 1998, Saturn es por fin abandonada en casi todo el globo (llevaba en coma, en realidad, desde poco después de la salida de N64, que la mató en Norteamérica), y la revolucionaria Dreamcast sale en Japón, aunque tardaría un año en llegar a Europa.

En 1999, además de ver en Europa ciertos títulos que salieron en el 98 en Japón y que llevábamos meses esperando con auténtica ansia (Metal Gear Solid, R4), PSX recibió una hornada más de juegazos de toda clase. Sin lugar a dudas, 1999 fue el año de PlayStation, el año en el que salieron al mercado más de una docena de juegos legendarios: Syphon Filter, Final Fantasy VIII, Silent , Ape Escape, ISS Pro Evolution, Dino Crisis, Crash Team Racing, RE3: Nemesis, Parasite Eve II, Spyro 2, Gran Turismo 2, Legend of Dragoon… Todos ellos son sólo la punta del iceberg.

Obviamente, ante esta avalancha de AAAs (como los llamaríamos ahora), Nintendo responde sacando la artillería pesada y echando el resto con juegos como Super Smash Bros, Quake II, Mario Party, Shadowman, su versión de RE2 (una de las mayores proezas técnicas de la historia del videojuego) y otros muchos.

Un año realmente bueno para la historia del videojuego, sin lugar a dudas, en el que PSX volvió a superar a N64 en ventas (esta vez en una proporción superior a 2 a 1). Dreamcast por su parte saldría por fin a Europa: sin embargo, su catálogo inicial (en el que, como en casi cualquier consola, no brillaban demasiadas joyas), la relativa cercanía de PS2, unido a la fuerza que mostraba una quinta generación en absoluta plenitud, le impidió tener un arranque rompedor.

MGS_pasillo

Metal Gear Solid, uno de los mejores juegos de la historia, en PSX.

Nos plantamos ya en el año 2000, el último gran año para la quinta generación. Con el mundo a la espera de una PlayStation 2 que saldría ese mismo año, los desarrolladores lo dieron todo para dar a PSX la despedida de su trono que se merecía.

Fue el año de Syphon Filter 2, Final Fantasy IX, Vagrant Story, Tenchu 2, Dino Crisis 2, Driver 2, Crash Bash, Tomb Raider Chronicles… juegos que prácticamente tocaban el techo de la gris, algunos a nivel jugable (revolucionario el poder salir de tu coche para robar otro en Driver 2) y otros a nivel técnico (el grandioso Vagrant Story, considerado por muchos como el mejor juego de PSX).

Por su parte, Nintendo 64, que parecía haberlo dado todo el año anterior, sorprende a propios y extraños con una batería de juegos más que dignos, gracias a la cual sigue plantando cara a PlayStation (The Legend of Zelda: Majora’s Mask, Pokemon Stadium, Perfect Dark).

Eso sí, la competencia de PS2 y, en menor medida, Dreamcast (que saca juegos como Crazy Taxi, Metropolis Street Racer o Jet Set Radio), provoca que las ventas de PSX bajen de 18.5 millones a prácticamente la mitad.

DC2_imagen

Dino Crisis 2, uno de los mejores juegos de Capcom (que ya es decir)

Confirmado ya el salto generacional, Sony centra sus esfuerzos en la nueva generación, en desbancar a Dreamcast lo antes posible para poder concentrarse en plantar cara a lo que se avecinaba (GameCube y Xbox). Sin embargo, la primogénita de Sony se resiste a morir, y más teniendo en cuenta que en el 2000 sale la PsOne, una versión remodelada de la PlayStation Original, reduciéndose su tamaño. A la pequeña de Sony aún le quedaba tiempo hasta exhalar su último aliento… un último aliento que recordaremos en nuestro próximo artículo. ¡Hasta entonces!

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Jose Flor

Sonyer con toques de Nintendero. Gamer semi-retro por convicción propia e historiador de videojuegos aficionado. Dame un buen juego del género y año que sea y te lo agradeceré de por vida. En serio, de lo que sea. Hasta de baile.

  • Playstation la disfruté pero nunca me interesé por su historia, así que ahora me gusta aprender cosas nuevas XD