La historia de PlayStation: la alianza Sony-Nintendo

Bienvenidos [email protected] Aquí comienza, éste es el primero de una serie de artículos dirigidos a que todos podamos conocer un poco más a una de las consolas más grandes de la historia del videojuego, un repaso a la vida, obra y milagros de la Sony PlayStation original. ¡Allá vamos! ^^

Comencemos por la base: Sony. A finales de los 80, Sony era la reina de los productos de electrónica de consumo. Sus televisores Trinitron y su revolucionario Walkman eran los reyes en sus respectivos campos, por no hablar del resto de su gama de productos, todos ellos de espléndida calidad y gran reputación en el mercado. Sólo había un campo de la electrónica de consumo en el que Sony aún no había entrado: los videojuegos.

Sí, es cierto. Había hecho tímidas incursiones en ese aspecto, como MSX (fue la primera empresa en licenciarlo, hasta se cree que la S de MSX puede ser por Sony), pero no había entrado del todo en el mercado. Los jefazos de Sony de la época, su vieja guardia, veían difícil la entrada en un mercado que se expandía con relativa debilidad tras el crack de Atari y que tenía a Nintendo como una dominadora del sector con fama de ser muy dura (sus requisitos para desarrollar juegos para NES y SNES, por ejemplo, aún se recuerdan como casi draconianos -aunque tenían sus razones, eso sí-).

MSX_sonyhb75p

Aqui, el MSX HB75-P, obra de Sony

Es por tanto que cuando Sony finalmente se decidió a entrar en el mundo de los videojuegos (gracias a la insistencia de uno de sus ingenieros, un tal Ken Kutaragi), su primera llamada fue a los cuarteles generales de Nintendo. Ambas empresas habían colaborado, con resultados muy satisfactorios, a la hora de desarrollar el chip de sonido de la SNES (un proyecto que Kutaragi desarrolló casi sin apoyos en la empresa y que por poco le cuesta el despido), por lo que había buen entendimiento y predisposición por ambas partes. Finalmente, se realizó el acuerdo: Nintendo llevaba tiempo queriendo introducir el CD como formato para almacenar juegos, tras el fracaso de sus Discos Magnéticos para NES (mejores que los cartuchos, pero carne de pirateo fácil), así que cuando llegó el momento, no dudó en acudir a Sony para que realizase un add-on que permitiera a su consola estrella, la Super Nintendo, usar el formato CD que en Sony ya llevaban un tiempo usando en formatos como la música.

Todo parecía ir sobre ruedas: Sony entraba por la puerta grande en el mercado de los juegos electrónicos, Nintendo obtenía el formato CD que deseaban gracias a un colaborador fiable y con prestigio, y el mundo de los videojuegos se maravillaba ante las posibilidades que la alianza Nintendo-Sony podía significar para el futuro de un sector que aún temblaba recordando el crack del 83. Con la presentación en el E3 de 1991 de su consola compatible con cartuchos de SNES, la “Play Station” se erigía como uno de los orgullos de Sony, uno más de los pilares que sustentarían la compañía en años venideros. Todo ello, por supuesto, de la mano de la reina de los videojuegos: Nintendo.

Sony_nintendoplaystation

Aquí lo tenéis: el add-on de SNES para poder usar el formato CD con ella, cortesía de Sony.

Pero al día siguiente algo ocurrió. Nintendo, en lugar de dar bombo al anuncio de Sony y a su alianza mutua, anuncia… un add-on para su SNES que le permite usar CDs. Pero no de Sony, no: de Phillips, la mayor competidora de Sony. Haremos aquí un inciso porque la verdad es que merece la pena.

¿Qué pasó, si todo parecía ir sobre ruedas? La historia “oficial” dice así: Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo, no parecía demasiado feliz con las condiciones de Sony para desarrollar la Play Station, especialmente porque Sony retendría los derechos del uso del CD-ROM y además un gran porcentaje de las licencias para desarrollar juegos en su sistema. Este choque proviene de los conceptos de Play Station que tenían ambas compañías: Nintendo veía a Play Station como un mero accesorio para la SNES, mientras que Sony, por su parte, trataba a Play Station como una consola independiente que, además, podía usar cartuchos de Super Nintendo.

Sony_nintendoplaystation2

Aquí, el concepto que Sony tenía de Play Station: una consola independiente con posibilidad de usar los cartuchos de SNES.

Ante la disyuntiva de verse en las manos de Sony a la hora de tomar cualquier decisión que afectase a su compañía (si la Play Station triunfaba, Nintendo se convertiría prácticamente en un títere de Sony), Yamauchi rompe unilateralmente el contrato con Sony y envía a dos de sus pesos pesados, Minoru Arakawa (presidente de Nintendo América) y Howard Lincoln, para que realicen un trato exprés con Phillips que permita a SNES tener un add-on de CDs más acorde con lo que Nintendo pretendía y necesitaba, a cambio de prestar a Phillips algunas de sus mejores sagas (Zelda y Mario, concretamente). Obviamente, llegaron a ese trato y el resto… en el próximo artículo ^^.

BONUS LEVEL: RUMOROLOGÍA HISTÓRICA

Como he dicho antes, esta es la historia “oficial”. Al margen de esta, hay dos posibles motivos detrás de la traición de Nintendo a Sony que se llevan discutiendo en los círculos gamer desde hace tiempo, y que pondré aquí. Quédese con el que mejor le plazca, Sr. o Sra.

VERSIÓN SONYER: A Nintendo no le convenía aliarse con el gigante Sony, puesto que si salía bien Sony adquiriría experiencia y en el futuro sería una competidora muy dura (como en realidad fue) y si salía mal Sony podría sobrevivir con facilidad, pero sería un palo muy grande para Nintendo. ¿Qué hizo entonces Nintendo? Usar contra Sony sus deseos de entrar en el mundo del videojuego. Antes que dejarla entrar por sí sola, con su potente maquinaria industrial y financiera, les ofrecerían su experiencia en el mundo del videojuego. Trabajarían juntos en la Play Station, distrayendo a Sony algunos años de crear su propio sistema, y cuando llegase el momento, Nintendo daría la espalda a Sony, provocando así que la plana mayor de la administración de Sony no pensase más en volver al mundo del videojuego para no comprometer aún más la excelente imagen de marca de Sony.

VERSIÓN NINTENDERA: Nintendo deseaba colaborar con Sony desde el primer momento. ¿La razón? Había un enemigo mayor. NEC, una gran corporación industrial y tecnológica, estaba dando ya sus primeros pasos en el mundo de los videojuegos con su PC-Engine/TurboGrafx, y con su capacidad económica y tecnológica, unida a la experiencia que estaban adquiriendo, podría ser un hueso muy duro de roer en el futuro. La “salvación” de Nintendo estaba entonces en Sony, con quien siempre estuvieron encantados de trabajar, especialmente tras los resultados obtenidos por el chip de sonido de la SNES. El problema lo puso Sony, quien con sus condiciones extremadamente ventajosas (creación de una consola independiente que pudiera usar los juegos de SNES, 100% de los derechos del CD de Play Station, gran porcentaje de los royalties de los juegos en formato CD…) no dejó más opción al honorable Yamauchi-san de romper el contrato y trabajar con una empresa más razonable, Phillips.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Jose Flor

Sonyer con toques de Nintendero. Gamer semi-retro por convicción propia e historiador de videojuegos aficionado. Dame un buen juego del género y año que sea y te lo agradeceré de por vida. En serio, de lo que sea. Hasta de baile.

  • ¡Gran reportaje!

    Me ha gustado mucho cómo lo enfocas, dando las dos perspectivas o versiones de los hechos, le da un toque original. A ver qué tal los siguientes =)

    • José Flor Domínguez

      Gracias! Tengo el corazón dividido entre Sony y Nintendo y eso se nota jajajaja! De todas formas he querido ser lo más imparcial posible (por mucho que esto sea un homenaje a PSX), de ahí que haya intentado dar los puntos de vista de las dos partes implicadas. Ya que cada uno se quede con la que mejor le suene 🙂

  • También dicen que la M y la S de MSX son de MicroSoft, porque de ellos era el lenguaje basic que usaba y parece que estuvieron involucrados al principio de la andadura, pero vamos, que son todo rumores chungos XD

    Para quien quiera escuchar batallitas del MSX, recomiendo el programa de Rejugnando sobre USAS donde hacen un repaso a su historia. Se nota que tuve un MSX y que lo disfruté como un cerdo? que va! http://www.rejugando.es/2014/07/rejugando-treasure-of-usas-de-konami.html

    • José Flor Domínguez

      No lo he metido porque tampoco he querido meter muchos datos “irrelevantes”, pero sí, MSX puede significar “MicroSoft eXtended” por el BASIC, pero se dice que esto fue simplemente algo que se dijo a Bill Gates para que diera su completo apoyo al sistema. Y sí, como dices, Microsoft es importante para MSX, hasta el punto de que es de hecho una de las dos empresas detrás del concepto MSX, si no recuerdo mal.

      Otra opción es “Matsushita, Sony, X”, siendo Matsushita (Panasonic) la empresa con quien contactaron los creadores del proyecto MSX para hacer el prototipo; Sony la primera empresa en obtener los derechos de distribución de los productos MSX; y X, el resto de empresas que quisieran unirse al proyecto.

      Y la última es que MSX significa “Machine with Software eXchangeable” (Maquina de Software intercambiable), ya que MSX era eso, un microordenador doméstico creado por diversas empresas, cada una con su modelo, pero cuyo software podía ser usado por cada una de ellas.

      Tuviste una MSX? Qué suerte :). Lo cierto es que en España el MSX tuvo bastante aceptación, pero yo nací demasiado tarde para poder disfrutar una. Una pena, porque es uno de mis sistemas favoritos ^^