Horizontalidad colectiva

Hasta hace bien poco los videojuegos u otros proyectos en general se realizaban de manera piramidal. El publisher era quien tenía la última palabra sobre cualquier aspecto. Si bien el equipo gozaba de más o menos libertad, todo estaba en el aire hasta que el publisher daba su aprobación. Esto es así porque era el publisher quien solía poner la inversión de capital.

Este es el motivo de muchos fracasos y de muchas cancelaciones, pero también el motivo de muchos aciertos. Son estos “encorbatados” quienes se encargan de ganar dinero con el título, por eso vemos continuaciones sin muchos riesgos o juegos clónicos. Cuanto menos riesgo, mayores serán los posibles beneficios. Pero también hay algunos que tienen visión como Hiroshi Yamauchi, que era muy consciente de que necesitaba rodearse de gente con talento para crear pequeñas joyas.

crowdfunding-everywhereÉste es el modelo que la industria ha tenido durante toda su existencia, y que hoy en día aún sigue teniendo. No obstante, hace un par de años que hay un nuevo método de financiación que promete dar mayor libertad a los desarrolladores, y este método se llama Crowdfunding.

Para quien no lo conozca, el Crowdfunding es un método de financiación en horizontal. Eso quiere decir que no hay un inversor, sino miles de ellos. Los mecenas, que es como se les conocen, son personas a las que les interesa el proyecto y aportan con su dinero a que se haga realidad. Las aportaciones van desde un euro hasta cientos de ellos.Además, por ayudar con su dinero a que el proyecto salga adelante, también reciben diferentes recompensas o regalos.

Hemos tenido proyectos de enorme éxito como la fallida OUYA o el más reciente Star Citizen, donde se han alcanzado cifras que superan los 50 millones de dólares. También hemos tenido proyectos que no eran más que una mediocre estafa, como el reciente AREAL, un juego que supuestamente estaba siendo desarrollado por los creadores de STALKER y que más tarde se descubrió que no era así.

Star-Citizen

Algunos han querido ver en este método de financiación una salvación para la industria, sobre todo para la industria Indie. Otros han querido ver una manera de aprovechar la novedad y sacar partido de ello. Otros han visto peligrar su negocio más clásico y han querido ver a las plataformas de Crowdfunding como un peligro para ellos. Pero la verdad es que es un método nuevo de financiar proyectos y aún queda mucho que pulir. Hay que determinar los límites y dejar claro cómo funciona, y así es como yo lo veo.

Lo primero es definir dónde terminan los derechos de los mecenas, ya que hay muchos que malinterpretan sus derechos. Cuando estás donando, es eso, una donación. No tienes derecho a nada más. Eso quiere decir que no podrás decidir sobre el proyecto, ni tampoco retirar el dinero, ya que has donado ese dinero, no has comprado nada. Las recompensas son recompensas y no necesariamente tienen que estar justificadas por el dinero que has dado. Por otra parte, si se te ha presentado un proyecto, estás de acuerdo en líneas generales y has puesto tu dinero, luego no intentes participar en él, ya que no tienes derecho. Otra cosa es si el desarrollador quiere hacer todo el proceso de creación más participativo y deje que los mecenas, que son los que realmente han creído en el proyecto, puedan participar y dar su opinión.

Este punto es importante dejarlo claro, ya que se está interpretando el Crowdfunding como una manera de definir el producto que voy a recibir y eso no es así, aunque es el desarrollador quien lo decide.

Por otro lado también hay que definir qué tipos de proyectos pueden hacer uso de este sistema de financiación. Me parece absurdo que haya grandes empresas como Sony o Electronic Arts, o incluso grandes celebridades como Peter Molyneux, que hagan uso de estos métodos, ya que ellos sí tienen los recursos o los contactos necesarios para realizar los proyectos. El Crowdfunding debería ser usado por los pequeños desarrolladores que no tienen forma de realizar su proyecto y encuentran en la financiación horizontal la forma más idónea de financiarse. Este punto nos lleva directamente a la desilusión de muchos usuarios que han participado en este método.

Muchos usuarios han creído que por tener detrás del proyecto a un conocido desarrollador o a un estudio relativamente conocido como Double Fine, iban a obtener un producto o un videojuego Triple A. Y es que rara vez se obtienen unos resultados de recaudación tan grandes como para realizar un Triple A. A día de hoy solo Star Citizen ha superado la barrera de los 50 millones de dólares. Por otra parte, de esos 50 millones se tiene que descontar el porcentaje de Kickstarter, los impuestos, y por supuesto las recompensas, quedando menos de la mitad de lo recaudado para desarrollar el título.

kickstarter

Lo que pretendo decir es que el Crowdfunding no es la salvación de nada, pero tampoco es un pozo vacío. Se pueden sacar grandes proyectos de él, proyectos que de otro modo serían imposibles de realizar. Tanto el desarrollador como el usuario tenemos obligaciones y tenemos que tener claro cuales son nuestros derechos. Pero no por donar dinero podemos reclamar, y tampoco por pedir apoyo obtendremos lo que ha obtenido Chris Roberts. El Crowdfunding es como el F2P, apto para algunos pero no para todos.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: kenroga

Eterno estudiante, y amante de cualquier forma de expresión. Si me preguntáis por un videojuego, os diré Half-Life, si me preguntáis por una desarrolladora, os diré Valve, si me preguntáis por una plataforma, os diré Steam. Porque seamos sinceros, solo hay un Gabe Newell.

  • DaniM

    Como implicado en el pasado (y seguramente futuro) en proyectos financiados mediante crowdfunding, he de decir de manera obvia que apoyo al 100% este método. Ahora bien, como tal, hay muchos que se han hecho servir de la buena fe de los compradores y apoyos para llevar a cabo proyectos totalmente interesados e incluso insultantes llegando a la estafa. Resultados finales que no cumplieron con lo que se prometía, y otros también que nunca llegaron a cuajar y terminarse. Un campo abierto para que los delincuentes y los ladrones también campen a sus anchas a pesar de las restricciones impuestas por las distintas plataformas que sirven para este aspecto. Que esas son otras, algunas se llevan un porcentaje tan elevado que a veces ni merece la pena. Hay que andarse con mucho ojo y saber dónde depositas el dinero, aunque sea sólo un euro.

    • Estoy de acuerdo. Hay muchos proyectos que se han hundido al no tener en cuenta todos los gastos, incluyendo las comisiones. Y respecto a la primera parte, tenia escrito un párrafo al respecto pero decidí quitarlo. También coincido. Deberían pedir un mínimo de desarrollo para pedir financiación. Actualmente hay muchos proyectos que tan solo es una idea y pretende coger el dinero, siendo muy difícil tener en cuenta todos los posibles gastos y que seguramente no llegue a nada. Y al ser donaciones, en teoría no puedes reclamar, ya que no has comprado nada.

      • DaniM

        yo si no me ofrece garantías, ni un céntimo.

        • Yo he “Comprado” Star Citizen y está siendo peor que un parto. Que si que el juego avanza y gracias a que tienen la pasta antes de salir a la venta pues pueden desarrollar el juego, pero no dejas de comprar el juego a ciegas.
          Hacen vídeos, conferencias, actualizan la demo, hay podcast, y toneladas de información de como avanza el proyecto, pero yo solo quiero que salga yaaa !!! XD