Doom 3: videojuego y remake incomprendido del original

Surgido de entre los infiernos y desarrollado por parte del equipo que dio vida a los clásicos -de los cuales hemos estado hablando en sendas reseñas dedicadas a la serie aquí, aquí, y también aquíDoom 3 llegó a los jugadores de PC a lo largo del año 2004; cuando todavía los usuarios se estaban acostumbrando a títulos punteros técnicamente como Far Cry, y nadie imaginaba todavía gráficos tan excepcionalmente realistas como los de Crysis, ni hardware más potente en consolas que Sony Playstation 2 y el debut inexcusable de la Xbox de Microsoft. Más de diez años han pasado, a los que hay que añadir una creciente y actual segunda juventud; en gran medida gracias a una reedición en Steam que todavía no convence, y el resurgimiento total de sus cenizas gracias a los mods.

Doom 3 - El salto gráfico era más que evidente.

Doom 3 – El salto gráfico es más que evidente.

Un videojuego sin duda, de calidad incomparable en su tiempo, pero que a pesar de la expectación y revuelo provocados en su salida fue, sin embargo, bastante depreciado (y despreciado) por muchos de los aficionados y aquellos jugadores que aguardaban con ganas una obra a la altura del gatillo fácil y la diversión por la diversión. El tiempo, una vez vista la obra con la perspectiva que da el paso de los años, ha demostrado que el juego no sólo era muy bueno sino que además era una bestia intratable en muchos de sus ámbitos; a nivel técnico y jugable y, aunque no lo parezca, con un guión bastante trabajado tomando como base la línea argumental original además de una puesta en escena y un doblaje sino perfecto, bastante decente en castellano.

Y es que IdSoftware nos traería de vuelta al que entonces ya era considerado padre de los shooters con no sólo un lavado de cara sino muchos otros añadidos concebidos gracias al hardware de su tiempo, demostrando que el existente no había sido exprimido hasta ese momento en toda su potencia. Un nuevo motor gráfico de calidad inigualable (Id Tech 4) había sido creado ex profeso para la ocasión, y que se apoyaría en el sonido envolvente más terrorífico posible que también hacía gala de las tres dimensiones como ningún otro.

Doom 3 era un verdadero superdotado, gozando de escenarios biomecánicos con tintes industriales muy capaces a la vez que completamente realistas y funcionales, a los que se le había equipado de todo tipo de ingenios robóticos y situaciones más dignas de un film de terror con cierto sabor “alienígena” que de un videojuego propiamente dicho. Sorprende aún hoy toda la amalgama de efectos de luces y sombras, de scripts dedicados para crear en nosotros nada más que congoja, además de la calidad final en los modelos (los mismos enemigos de antaño pero totalmente remodelados y reconocibles por los veteranos), animaciones y texturas, jefes finales de tamaño considerable, y situaciones varias de completo infarto jamás vistas en aquel momento. Jugar Doom 3 completamente solo y a oscuras, con un buen sistema de altavoces 5.1, sigue siendo en la actualidad una de las mejores experiencias. Y eso si la soportas.

La historia de Doom 3 sigue siendo la que ya todos conocemos. Como marine, volvemos a Marte en el que todavía hoy se considera un remake excelente de un videojuego. Un título que, a pesar de los detractores ya citados, vierte sensaciones únicas a la altura de los mejores. Y todo ello gracias a su más que excelente y terrorífica ambientación.

De nuevo nos encontramos en una de las instalaciones marcianas construidas por la todopoderosa Union Aerospace Corporation, en mitad de algo muy gordo y que supera cualquier otro peligro que hayamos vivido con anterioridad como soldado. Si en el espacio de Ridley Scoot (Alien, 1979) nadie nos podía oír ni salvarnos, en el planeta rojo mucho menos.

Pocos títulos actuales mantienen la tensión desde el primer momento en el jugador como este, obligándole a girar con cuidado cada esquina además de desconfiar de un pasillo o cualquier sonido. Doom 3 era capaz de hacer que cada dos o tres pasos nos girásemos para mirar hacia atrás. Un videojuego que en algunos niveles resultaba completamente estresante y demencial.

Doom 3 - La UAC será la responsable de todo lo sucedido.

Doom 3 – La UAC será la responsable de todo lo sucedido. Las imágenes nada tienen que ver con el juego en movimiento.

Como decíamos, volvemos a Marte, y lo hacemos para investigar una serie de anomalías y extraños sucesos que está desquiciando a toda la comunidad de científicos y soldados en la base. Voces, gritos, personas desaparecidas, gruñidos y seres de pesadilla ocultos entre las sombras; descubriremos sobrecogidos entre sollozos y documentos perdidos, que tras todos esos fenómenos se oculta la auténtica semilla y origen del mal. Un juego que se servirá de vídeos y comentarios grabados previamente en los PDA que nos iremos encontrando de los fallecidos, y que nos servirán para recopilar y entender en mayor o menor medida lo que allí ha estado pasando; con algunas pequeñas notas de humor y curiosidades que le darán un aspecto más realista y humano al conjunto. Así veremos a científicos descontentos con sus superiores, al igual que otros haciendo pedidos bastante subidos de tono para pasar el rato, o personajes hablando y discutiendo sobre ciertos conceptos científicos muy bien expuestos y desarrollados en sus correos.

Concebido en un primer momento como un Hardware Killer, Doom 3 en realidad se movía bastante bien en equipos modestos a la vez que era muy escalable en el caso de que deseáramos más. Cualquiera podía jugarlo con una calidad más que aceptable, aunque también nos daba la opción de usar texturas más ricas y efectos gráficos y de sonido con mucha más calidad. Para gustos. El juego perdía bastante si éramos capaces de compararlo en otro equipo con todo activado. Hoy en día gracias a los mods en PC podemos disfrutarlo en toda su espectacularidad. De todos modos el juego original de base sigue siendo brutal y ha envejecido bastante bien (a no ser que seas demasiado exquisito).

En posteriores reediciones, el juego saldría perdiendo bastante, pues aunque tomaba como base el título original, en realidad no dejaba de ser un port del que saldría en Xbox. Estamos hablando de la edición BFG, que incluye un nuevo enemigo además de un paquete de misiones, pero que recoge el testigo de la versión recortada y más pobre técnicamente que correría en las entrañas de la máquina de Microsoft. Eso sin mencionar la alarmante subida del brillo en el juego y la incorporación de una linterna siempre presente y al hombro. Algo que en el original había sido duramente criticado, pero que había sido concebido de ese modo para aumentar la sensación de terror y no saber lo que nos íbamos a encontrar. Se eliminaba así de un plumazo gran parte de su tensión. Una lástima. Se dice y se comenta que el nuevo Doom 4 será mucho menos juego de terror y sí mucho más juego de acción.

Doom 3 - con mods el juego alcanza otra dimensión. Imagen capturada por el autor del artículo

Doom 3 – con mods el juego alcanza otra dimensión. Imagen propiedad del autor de este artículo.

Denostado por algunos jugadores que calificaban al juego de repetitivo; aludiendo que a partir de las dos horas de juego las situaciones se repetían (como en el original), de ser poco realista; primeramente por no poder usar la linterna al mismo tiempo que el arma (para mi gusto bien implementado y obligando al jugador a escoger si ir armado o disfrutar de la penumbra, dándole así un plus de desconcierto y terror), la ausencia de salas repletas de enemigos (más que suficiente en realidad), fue en abril de 2005 y como secuela del juego original, que ID Software sacaría a la palestra una nueva expansión para los que tenían más ganas de fiesta. Doom 3: Resurrection of Evil, y que poco aportaba después de haber visto de todo lo que el motor era capaz.

Con una historia similar pero dos años después de lo sucedido, y esta vez con un nuevo personaje, nuevos enemigos y dos nuevas armas como la famosa escopeta de cañones recortados (shotgun) y un arma antigravitatoria similar a la utilizada en Half Life 2. Al igual que el original con grandes enemigos a modo de miniBoss y jefe final. Tomando como base los del Doom 2 original pero caracterizados para esta nueva entrega.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Dani M

¿Recordáis Odissey? Pues yo estuve allí. Eso quiere decir que con toda probabilidad sea demasiado viejuno o demasiado experimentado. Fue el inicio de una larga, placentera, y duradera enfermedad de la que todavía no me he curado, y que me llevaría a disfrutar de los videojuegos pasando por Master System y hasta PS2.

  • Soy uno de los que no hizo el esfuerzo por comprender Doom3 y lo deseché sin pestañear. Mi PC no lo movía bien y con la de shotters que había por la época, simplemente lo ignoré.
    Ahora que tengo buen PC sería un buen momento para reconciliarme con esta tercera entrega.

    • DaniM

      y no te defraudará. Eso sí, para que no te chirríe métele algún mod gráfico.

      • JAJAJA pero que GraphicWhores que somos 😉 antes no me gustaba porque no podía moverlo a full y ahora no me gustaría por malos gráficos XDDD

        • DaniM

          XD No, si a mi con los originales ya me gusta, pero con los mods cambia muchísimo y añade unos efectos que todavía dan más miedo.