The Evil Within

Por - - Análisis

Análisis de The Evil Within

Que Mikami es un auténtico maestro como creador y director de videojuegos no es algo que nos vaya a sorprender a estas alturas. Lo demostró hace casi 20 años con el juego que sentaría las bases del survival horror: Resident Evil, y lo volvió a demostrar hace 4 años con la que hasta ahora era su última creación, el frenético y espectacular Vanquish (uno de los mejores juegos de la pasada generación y que desgraciadamente pasó desapercibido).

The Evil Within es su nueva criatura, una vuelta al terror desde que el genio nipón nos ofreciera Resident Evil 4 en 2005 y lo hace por la puerta grande, con un survival horror que se aleja del terror más occidental como lo eran sus Biohazard para acercarnos a un terror mucho más psicológico y oriental.

The Evil Within_20141014131902

La trama nos pone en la piel del detective Sebastián Castellanos, él junto a su compañero Joseph Oda y la policía novata Juli Kidman, vuelven de resolver un caso cuando son avisados de un brutal homicidio en el Hospital Psiquiátrico Beacon. Al llegar al lugar del crimen descubren una auténtica carnicería, una multitud de cuerpos sin vida decoran la recepción del hospital. Pero antes de que tengamos tiempo de preguntarnos quien ha podido ser el responsable, seremos atacado por un misterioso personaje con una capucha blanca, para acabar despertando en un mundo de pesadilla en el que no sabremos que es real y que no lo es.

De esta manera comienza TEW, el primer juego de Tango Gameworks, el nuevo equipo de desarrollo de Shinji Mikami tras abandonar Capcom y Platinum Games.

La historia nos la irán contando a cuenta gotas a lo largo de 15 extensos capítulos, por lo que olvidaros de tener toneladas de información a las 2 horas de estar jugando. El gran atractivo del juego es que su trama juegue con nuestra mente, en tratar de saber si lo que estamos viviendo es real o producto de nuestra imaginación y nos estamos volviendo totalmente locos, algo que sin duda encaja perfectamente con el nombre original del juego (ya sabemos la costumbre que tienen en Estados Unidos) Psycho Break.

The Evil Within_20141016001955

Las escenas gore no faltarán en The Evil Within

Gráficamente The Evil Within no es nada impactante, las versiones de nueva generación y la pasada apenas se diferencian, incluso está por detrás de juegos como The Last of Us. Es cierto que la cara de Sebastián si que está muy bien trabajada, pero por ejemplo la del resto de los personajes secundarios son más “lisas” y algunos momentos, como por ejemplo las calles que vemos en el vídeo de introducción al juego, pecan de ser muy simples.

Pero ojo, no os dejéis llevar solo por el apartado gráfico, ya que los escenarios que visitaremos están muy bien diseñados y trabajados y lograrán ponernos los pelos de punta en más de una ocasión.El hospital psiquiátrico, un bosque, una pequeña aldea, una lujosa y terrorífica mansión, éstos son solo algunos de los variados escenarios que visitaremos a lo largo de nuestro viaje hacia la locura.

Todos ellos muy bien recreados y con gran cantidad de detalles que conseguirán que olvidéis que no estamos ante un juego rompedor hablando de gráficos, acompañados de unas molestas bandas negras de las que te olvidaras en cuanto te metas de lleno en el juego y una imagen granular y sucia que le otorga un aspecto en plan peli de serie b que a mi personalmente me ha encantado.

The Evil Within_20141017225045

Los escenarios están muy currados y algunos conseguirán ponernos los pelos de punta

El desarrollo de The Evil Within se hace muy ameno gracias a la variedad de sus escenarios y a la mecánica jugable de cada uno de ellos. Cada vez que comencemos un capítulo no tendremos la sensación de estar jugando al mismo juego que en el capítulo anterior y eso a estas alturas es mucho de agradecer en un juego que puede durar perfectamente 20 horas.

Además tendremos que tener los ojos bien abiertos, ya que por el escenario podremos encontrar notas, trozos de un mapa, paginas del diario personal de Sebastián y unas estatuillas que al romperlas nos darán llaves que podremos usar para conseguir objetos extra.

Por otro lado estamos ante un título en el que tendremos que pensar muy bien nuestros movimientos, las balas no es que abunden precisamente y Sebastián no es ningún virtuoso a la hora de disparar, por lo que en más de una ocasión lo mejor será tirar de sigilo e intentar pillar a nuestros enemigos por la espalda y matarlos de manera fácil y segura con el cuchillo con solo pulsar un botón.

A nuestra disposición dispondremos de un gran arsenal de armas para defendernos de esa especie de zombis demoníacos que campan a sus anchas por los distintos escenarios; desde el clásico revolver, pasando por una magnum, una escopeta (si tenemos la edición especial y limitada podremos descargar un dlc que incluirá una escopeta de doble cañón) granadas y una ballesta a la que podremos equipar con distintos virotes (explosivos, normales, venenosos, eléctricos, cegadores…) Eso si, como dije un poco más arriba, Castellanos no es precisamente un as disparando y es muy probable que fallemos más de un disparo, por lo que tendremos que tener esta opción como último recurso.

The Evil Within_20141018202016

Hay que tener un par para hacer una captura de Ruvic en plena persecución

Por suerte, y gracias a unos botes con un extraño liquido verde que iremos encontrando por los escenarios y al matar a los enemigos, podremos usarlo para mejorar una multitud de elementos: más munición, mejora de daños, más vida… algo indispensable para poder acabar la aventura, ya que aunque durante la gran mayor parte del juego, los tiroteos son más bien secundarios, en los últimos capítulos la acción sera la gran protagonista y no os gustará que en pleno combate, nuestro personaje suelte un ¿sin munición?

Los enfrentamientos contra los jefes finales de cada zona son dignos para el recuerdo: un enorme hombre con una caja en la cabeza llamado El Guardián, una mujer que nos recordará a Sadako de The Ring, un misterioso e inquietante hombre encapuchado llamado Ruvic que nos perseguirá sin descanso y que conseguiría aterrar a Némesis y a Pyramid Head.… son solo un pequeño aperitivo de lo que nos espera. De nada servirá malgastar tontamente la poca munición que llevemos en nuestro cargador, cada uno de ellos tiene un punto débil, el cual deberemos de localizar y usar para poder acabar con ellos.

En el apartado sonoro no se puede pasar por alto el fantástico doblaje a nuestro idioma, con voces muy conocidas y que encajan perfectamente con la personalidad y el aspecto de los personajes.

La gran mayoría de las ocasiones no escucharemos melodía mientras recorremos los escenarios, haciendo la experiencia más realista, siendo en los momentos de más tensión cuando escuchemos la cuidada banda sonora, destacando algunos temas clásicos muy conocidos como Claro de Luna de Debussy o Air on the G String de Bach.

Otro apartado que me gustaría destacar, es que The Evil Within es un juego lleno de guiños, tanto al cine como a los videojuegos de terror: The Ring, The Last of Us, El Resplandor, Silent Hill, Saw, Manhunt, La Matanza de Texas (de la cual Mikami es muy fan) y obviamente no podia faltar la más famosa creación del genio japonés, Resident Evil. Sólo pondré un ejemplo con la foto de abajo, el resto os dejo que los descubráis y disfrutéis por vosotros mismos.

The Evil Within_20141019182408

¿De que me sonara esto a mi?

La vuelta al terror de Shinji Mikami no podía haber dejado mejor sabor de boca. Es cierto que quizás con menos acción y un par de puzzles más podríamos estar ante un auténtico pelotazo, pero aún así The Evil Within es un título que ningún amante de los survival horror debería perderse y del cual los actuales responsables de Resident Evil, deberían de fijarse un poco y aprender como hacer una perfecta mezcla de acción y terror.

The Evil Within_20141018202320

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

The Good

  • Historia y ambientación excelentes
  • Buena duración
  • Fantástico doblaje
  • El capítulo 9

The Bad

  • Miedo lo que se dice miedo, no da mucho
  • Demasiada acción en los capítulos finales
  • Pocos puzzles
  • Gráficamente podría ser mejor
8.5

Escrito por: Rygar

Natural de Nosgoth, me convertí en Seed en el prestigioso Jardín de Balamb y sobreviví al desastre de la mansión Spencer. Soy propietario de un piso en Liberty City,varios terrenos en Shadow Moses y una cámara capaz de ver espíritus. Por supuesto no puedo olvidarme de mi mascota, un duendecillo con un farol en la nariz llamado Drippy. Suelo veranear en Silent Hill junto a mis colegas Nemesis y Pyramid Head.

  • Gryfhus

    Solo una cosa.. dime que la historia de Ruvik vale la pena 🙁

    • A mi si me ha gustado,no es la panacea pero merece la pena.

  • Raúl Cruz Soto

    Me parece un buen juego, aunque me han fallado algunas cosillas jejejeje… Rygar enhorabuena por el artículo, me parece muy bueno y objetivo 😉