Dragon Age Inquisition

Por - - Primeras impresiones, 3 More

Mis primeras impresiones sobre Assassin’s Creed Unity

Antes de centrarme en los detalles del juego quiero expresar lo que para mí significa esta entrega de la saga. París es, junto con Arno, un protagonista más en esta historia. A decir verdad, París es en sí misma la historia, y Arno una prolongación natural de ambas. Quiero decir que juntos estos tres elementos completan un todo inseparable, y que a mí, por el sentimiento de asombro y admiración que guardo hacia esta ciudad, me tiene ya ganado de antemano. Dicho hecho, comenzamos.

Tras una espectacular secuencia de presentación de corte cinematográfico con la temática Animus de por medio, la acción nos traslada al año 1703 y a una fortaleza que, así, a golpe de vista, ya nos da idea de lo bien que se ha documentado el equipo de programación, pues este tipo de baluarte, de planta cuadrada y con cuatro imponentes torres, era un modelo muy típico en aquella época (idéntico al original de La Bastilla).

Bastilla

Es noche cerrada, y un grupo de hombres de la guardia real se presenta a puertas de la fortaleza: traen una orden del mismísimo rey que les permite entrar. Aunque el guardia se teme lo peor, no le queda otra que ceder, y así da comienzo una violenta matanza por parte de los recién llegados. Los de dentro, templarios, se defienden de la emboscada como mejor saben. La cosa empieza emocionante y frenética.

Tomamos por primera vez el control de un personaje: un joven templario al que se le encomienda el encargo de hacerse con un valioso libro guardado en el interior de la fortaleza, antes de que lo haga el enemigo. La puerta que da acceso a la torre es intransitable, por lo que debemos buscar un camino adicional para lograr el ascenso a lo alto (este tiempo nos sirve para descubrir el control del personaje y experimentar un poco con los movimientos de combate y desplazamiento).

Escalamos el exterior del muro para colarnos adentro a través de una ventana del piso superior y aprovechamos el recorrido para admirar el oscuro entorno, a pesar de no facilitarnos demasiados detalles gráficos (mientras escalo, la sensación de libertad es absoluta). Una vez en el interior de la torre, oímos gritos de auxilio. Descendemos corriendo por una escalera empedrada y con forma de caracol hasta llegar a una estancia en la que vemos a un asesino mientras roba el preciado libro y da muerte a su custodio. Esto mejora a cada paso. El ritmo es trepidante y eso se siente dentro.

El asesino huye a la carrera, y nosotros tras él. Le damos caza y toca combatir espada en mano. Tenemos un botón para el ataque, otro para la defensa y otro para la esquiva. Los movimientos son fluidos y el sistema de combate, aunque sencillo, se hace intuitivo, práctico y muy espectacular. Finalmente conseguimos darle muerte, por lo que recuperamos el libro y nos hacemos con su flamante espada. Ambos objetos quedan reposando en una estancia de la fortaleza.

Gran Maestre

Sin embargo, y ante nuestro asombro, el peligro no ha pasado y vuelve de nuevo en forma de asesino (capucha en alza) para asestarnos una puñalada certera que acaba rápido con nuestra vida (este giro me deja absolutamente roto y es entonces cuando caigo en la cuenta de lo rápido que el juego me ha hecho entrar en la historia). Los pocos supervivientes son hechos prisioneros y la noche termina más oscura de lo que empezó.

Diez años después asistimos a la quema del Gran Maestre, el templario que fuera mando superior de la fortaleza, en la hoguera. Preside el acto el rey, al que se le ve disfrutar a lo grande. Mientras se abrasa, el anciano templario maldice al rey y a sus descendientes por todo el daño que ha causado. Los maldice y, junto con su voz, se apaga la existencia de los caballeros templarios. O eso, al menos, es lo que nos cuentan. El desconcierto que me invade ante esta secuencia es absoluto. Me encanta. Y entonces la trama da un salto radical.

La acción nos pone ahora en la piel de un jovencísimo Arno quien acompaña a su padre hasta el Palacio de Versalles ya que este tiene una reunión con el rey. Tomamos el control del pequeño Arno y es para mí un momento muy emotivo, pues puedo explorar a mi antojo algunas estancias del palacio mientras que la pequeña Elise nos incita a perseguirla. A plena luz del día, los interiores lucen majestuosamente con todo nivel de detalle. Simplemente brutal. En serio, el palacio está recreado con una minuciosidad digna de elogio. Ensayamos con los controles mientras nos enseñan algún truquillo que nos servirá en el futuro. Después de esto, tiene lugar un suceso importante que no desvelaré para no hacer spoiler.

Arno joven

Damos un salto adelante en el tiempo de trece años. Arno se ha convertido en un joven habilidoso y algo gamberro. Tomamos el control del personaje y es entonces cuando podemos afirmar que verdaderamente da comienzo el juego. Estamos en la aldea de Versalles, es de día y por fin podemos apreciar sin trabas la calidad gráfica de los exteriores. Descubro algún que otro típico café parisino, de los que tanto nos gustan a los turistas cuando viajamos a la capital francesa, entro y no dejo de embobarme con cada rincón de cada estancia.

La ambientación a la afueras de París, en un contexto rural, aunque bien poblado, luce de escándalo. Los decorados impresionan por su perfecta adaptación arquitectónica de la realidad. Es cierto que se acusa popping al final de los escenarios; cuando andamos y sobre todo cuando corremos, los personajes y algunos detalles de las edificaciones van apareciendo de la nada, pero considero que, aun tratándose de una pega a tener en cuenta, el efecto no perjudica en absoluto la experiencia jugable y, seamos honestos, tampoco es algo que no hayamos visto en anteriores entregas.

aldea con gente

El diseño de los personajes es muy bueno en cuanto a vestuario se refiere, aunque el nivel de detalle (que se aprecia principalmente en los rostros y los brazos) no sea rompedor con respecto a otros juegos que ya hemos visto en la generación presente. El doblaje tanto del personaje principal como de los secundarios también es digno de mención, y el murmullo de voces que escuchamos en un perfecto francés cuando recorremos las calles ayuda a crear un ambiente adecuado.

Arno se mueve como pez en el agua por los muros y tejados de la villa, y es que es capaz de trepar por cualquier parte que nos lo propongamos haciendo gala de unos movimientos de parkour muy pulidos y elegantes. Recordemos que el parkour nació en Francia, y parece que tiene en Arno a su mejor representante.

Arno

Poco más que decir por ahora. En definitiva, las sensaciones que me ha dejado esta primera toma de contacto son inmejorables y no entiendo por qué se le ha estado metiendo tanta caña a este juego durante los últimos días. Como he dicho, es cierto que se aprecia popping y que los gráficos no rompen en cuanto a calidad con lo ya visto, pero no es menos cierto que la ambientación, la increíble fidelidad con la que se ha recreado la época (especialmente la arquitectura de lugares tan conocidos como el Palacio de Versalles), la historia y la diversión hacen de este juego una maravilla en todo caso recomendada.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Maraz

Amante de los videojuegos, la literatura, el arte y el cine de Hitchcock. Descubrí la perfección en The legend of dragoon y entré en una dimensión nueva jugando a los primeros Resident Evil. Las dos consolas que me han marcado: PSX y Game Cube. Cada día me sorprendo y, cuando ocurre, lo dejo escrito en un papel.

  • Raúl Cruz Soto

    Buenas impresiones ehhhh??? Yo lo he empezado y no me ha dado mucho tiempo a avanzar todavía, pero estoy contigo al 100%, me parece un juegazo y se han mejorado muchas cosas con respecto a anteriores entregas, por ejemplo los cambios en la “Vista de Águila” me gustan mucho.
    Han creado un juego muy interactivo y para disfrutar mucho con los amigos del modo online, ya lo he probado y es la reostia… digo interactivo porque para coger algunos cofres (azules) se hace mediante una app móvil (gratuita), que está chulisima y se sincroniza directamente con el juego en Ps4 y también te permite distraerte y hacer misiones con tu propia Hermandad… De momento me ha gustado mucho… lo que se van a perder algunos por no jugarlo porque tan solo va a 900pps y 30fps o porque los Bugs lo hacen injugable jajajajaja desde luego cuanto mendrugo suelto

  • ZONA PS4®

    Muy buen articulo. COMO SIEMPRE

  • Muy buen artículo. La verdad es que el juego tiene muy buena pinta y lo peor es que mucha gente lo crítica sin jugarlo. Eso si el único tirón de orejas que le doy a Ubi es por su estupida y nada creíble excusa de los 1080 ya que en el 2014 todos los juegos deberían ir a esa resolución (los otros AC la tienen) por lo demás lo dicho buen artículo y con ganas de pillar el juego.

  • Maraz

    He seguido avanzando y cada vez me gusta más y más. Nunca antes había visto a tanta gente moviéndose tan bien en un videojuego; el ambiente de un pueblo demacrado por la pobreza y la desesperación se siente a cada paso. París, conocida como la ciudad de la luz, ha quedado recreada en Unity con un nivel de precisión absolutamente enfermizo. La claridad natural en los exteriores, los claroscuros al pasar a una vivienda y la penumbra de los locales más hostiles, son un regalo para el buen observador, ese que quiere ver más allá de los bugs y las tontunas. Jamás antes en un videojuego una ciudad ha lucido con tal nivel de realismo. Y hay quien prefiere pensárselo dejándose llevar por la moda del critiqueo fácil. Allá ellos.

  • Mamones y yo que quería ignorar por completo este juego de salida hasta que baje de precio y ahora me habéis picado el gusanillo