Driveclub

Por - - Primeras impresiones

Impresiones de #Driveclub

Mucho tiempo he esperado la llegada de #Driveclub, compré la PS4 cuando salió y se suponía que tenía que ser uno los primeros juegos en salir, pero sufrió retraso sobre retraso. Ni me lo he pensado dos veces a la hora de comprar la actualización a la versión completa y con descuento por tener cuenta PS Plus.

El género de conducción siempre me ha gustado y los que más he disfrutado han sido las franquicias Project Gotham Racing, Gran Turismo o Forza Motorsport. Nunca me he enganchado a Need for Speed. Así que con este precedente y viendo los vídeos mostrados de #Driveclub tenía claro que inconscientemente lo compararía con Project Gotham Racing 3.

driveclub

Una vez finalizada la descarga el juego ocupa 17GB en el disco duro, por suerte el juego ha sido puesto en predescarga a todo aquel que lo comprase. Así que después de tanta espera por fin ya tenía a mi disposición el ansiado juego.

Como se suele decir, la primera en la frente, los servidores no funcionan, así que adiós a probar todas las opciones sociales del juego, tampoco me preocupa porque a este tipo de juegos no suelo jugar online.

Ha sido hacer la primera partida, y sufrir una montaña rusa de sensaciones tanto positivas como negativas, en general el juego luce bien, pero los primeros circuitos (la india) me han parecido feos y sucios en gráficos, me sentía encorsetado en un camino estrecho y rodeado de en un batiburrillo de color. Por suerte los circuitos posteriores mejoran mucho.

He echado en falta muchas cosas para ser un juego de coches, para empezar, la configuración de la dificultad o la asistencia. Aparte de mostrar los indicadores de las curvas, que supongo que se refieren a las banderolas de colores, y el cambio manual o automático, poco más puedes cambiar.

Tampoco tiene opciones para el ajuste de la simulación o realismo de los golpes y perdida de prestaciones. Es un arcade y se nota ya que aparte de los daños cosméticos poco importa que conduzcas a lo Mad Max arrollando a los rivales. Si eres un purista, intentarás esquivar al rebaño, si te importa un pito perder unos pocos puntos, los arrollas a tu paso ya que apenas pierdes velocidad y tampoco te afecta de manera significativa a la trayectoria, esto es algo que me ha parecido horrible, no quiero pensar como pueden ser las carreras online.

driveclub_may2014_cockpit

Lo mismo que pasa con los coches de los rivales, lo puedes aplicar al circuito, y si una curva es muy cerrada, basta con empotrarte contra la valla que esta te encauzará por el buen camino, a muy malas el rebote te puede salir mal, y si el arcén es muy ancho y te sales, tranquilo que en 3 segundos te reponen en la carretera.

La conducción es arcade, pura y dura y los coches tienen un aplomo y estabilidad asombrosas, no hay que preocuparse por el viraje o sobreviraje, da igual que conduzcas un coche de tracción trasera, delantera o un tractor, ni se han molestado en que esto afecte de manera alguna a la conducción.

Tampoco tiene opciones gráficas para corregir el nivel de brillo, ya que al menos a gusto personal lo veo muy brillante. En cuanto a sonido, es una bendición que el volumen de la música venga por defecto desactivado, porque la música es aberrante. El sonido de carrera, correcto en sí, tal vez la insonorización de la vista interna sea excesiva.

En cuanto a opciones interesantes lo veo pobre, y por no tener no tiene ni replays! Es más no tiene ni el semáforo para anunciar el inicio de la carrera o cuenta atrás.

No todo es negativo, la calidad técnica es buena y la sensación de velocidad apreciable incluso con los coches iniciales y algunos circuitos tienen un tamaño generoso y otros muy divertidos en los que realmente se disfruta. Los tiempos de carga en general son cortos lo cual se agradece.

Driveclub-Night-Tease

También se agradece esos pequeños detalles de intentar apabullar la pantalla con detalles de reflejos, partículas, objetos en movimiento, confeti, globos o los efectos de iluminación al entrar y salir de los túneles. Mención especial a los efectos climatológicos, que en mi opinión es lo más destacable del juego. En el resto de apartado, nada que no hayamos visto en otros juegos de coches.

No quiero parecer duro con las impresiones de mi primera partida pero como se suele decir “no eres tú, soy yo” es culpa mía por tener el listón de las expectativas muy alto e inconscientemente he comparado el juego con otros pesos pesados de la conducción.

Asumo mi culpa por esperar otro tipo de juego más profundo y con más dosis de simulación. Mi experiencia en cuanto a juego arcade de coches es buen y seguro que hace las delicias de muchos, pero si eres de la vertiente de Forza Motorsport y Gran Turismo puede que el juego te sepa a poco.

En general una sensación agridulce, por un lado bien porque el juego responde al estereotipo de juego de conducción que tanto necesitaba en mi colección de juegos de PS4, pero por otro lado mal porque siendo sincero esperaba algo mejor en conjunto.

Aun y con todo reconozco abiertamente que he disfrutado y mucho con algunas carreras llegando a olvidar por completo la cadencia de simulación. Se que #Driveclub va a quitarme el mono de conducción que tenía desde que salió la PS4, pero el día que se anuncie el nuevo Gran Turismo… al cesar lo que es del cesar.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Enrique Romagosa

Fan de Apple, criado por el Dr.Slump, Dragon Ball y el Equipo A. Mi primer ordenador un MSX Sanyo-MPC200. Mi primera consola, la Nintendo 8 BIts. En la actualidad, trabajo como programador. En mis ratos libres, devoro series de TV, libros de ciencia ficción, navego por la red, y disfruto de videojuegos.