Elite Dangerous Horizons

Por - - Primeras impresiones, 3 More

Impresiones Elite Dangerous: Horizons

“El espacio, la ultima frontera. Estos son los viajes de la nave estelar Enterprise, buscando nuevos mundos, nuevas civilizaciones, para llegar hacía donde ningún hombre ha llegado jamás” Esta frase le sienta como anillo al dedo al título que nos ocupa Elite Dangerous: Horizons ya que el título nos propone una exploración espacial inmensa con más de 150.000 planetas a visitar y además ofrece una libertad que ya quisiera cualquier sandbox de renombre.

Podemos abordar el juego de varias maneras, siendo un comerciante transportando mercancías a través de rutas comerciales seguras,  extraer minerales de mundos sin explorar, pudiendo también ser un cazarrecompensas o un piratas espacial. Como afrontar el título es cosa nuestra. El juego nos pone a bordo de nuestra Sidewinder con 1000 créditos y partiremos de una estación espacial. Esto servirá como introducción y tutorial ya que el manejo del juego es complejo y nos hace ver que no es un título accesible para todos, pues su dificultad no solo repara en el control, sino en la gestión de la economía, aspecto que detallaremos a continuación.

EDH 002

El Sidewinder será nuestro más fiel compañero.

El juego pone a nuestra disposición unas 30 naves diferentes, con una personalización que ya querrían algunos títulos de conducción ambientados en el mundo del tuneo. La economía virtual del juego se basa sobre una base propia de los MMO. Hay diferentes facciones a las que podemos apoyar o atacar, elegir acuerdos comerciales para establecer rutas más seguras. Toda la gestión se hará desde nuestra nave, utilizando el menú izquierdo para navegar y el menú derecho para gestionar nuestras alianzas y gestiones comerciales.

EDH 001

Variedad y personalización hasta límites casi infinitos.

El apartado gráfico del juego está muy cuidado y necesita de un I7 con una buena gráfica para lucir a su máximo esplendor, la recreación de las naves, estaciones espaciales, y los efectos de iluminación dinámica son espectaculares. Las animaciones dentro de cabina y la disposición del HUD con los menús interactivos son muy buenos y en unas horas nos moveremos como pez en el agua. En el apartado sonoro cumple de sobra tanto en las melodías que nos acompañarán, como especialmente a los efectos sonoros con los que se recrea el pilotaje de las naves y los sonidos de los combates.

El juego tiene dos modos diferentes, pero unidos de cierta forma. Uno de ellos será con interacción de otros jugadores y el modo solo, en el que  la I.A hará las veces de jugadores. La experiencia de juego será la misma, solo que en el modo online veremos muchas más naves en pantalla y las opciones de alianzas comerciales son mayores que jugando de un solo jugador, si bien la experiencia jugable no es mejor en un modo que otro, incluso a veces cambiaremos al modo individual para tener cierta tranquilidad.

Hay que destacar la sensación de peligro constante, pues tras fijar un rumbo y establecer la velocidad para saltar al hiperespacio, nos puede asaltar un crucero donde deberemos hacer uso de nuestras dotes de piloto de combate, intentando sobrevivir a combates cuyo control se nos antojará complicado en las primeras batallas. En el apartado de gestión de recursos deberemos explorar planetas vacíos, ver en que estaciones nos darán mayor rentabilidad por los mismos recursos, es decir no será el típico juego en el que el recurso x nos darán lo mismo en todas las estaciones, ya que cada estación tendrá una demanda de ciertos productos según su distancia y otros factores.

EDH 003

Batallas espaciales, exploración, gestión de recursos. Elite Dangerous lo tiene TODO.

La inmensidad del título hace que hacer unas impresiones cerradas sea complicado, si bien podemos destacar ciertos elementos positivos y algún aspecto negativo, sin dar una nota final a un título que habría que dedicarle al menos, 40-50 horas para dar un veredicto objetivo.

En los aspectos positivos hay que resaltar que estamos ante un título gráficamente impresionante, con una capacidad de inmersión única, que si consigue atraparnos nos ocupará durante infinidad de horas frente a nuestro ordenador.

Por destacar algún elemento negativo, podemos decir que no estamos ante un título de fácil acceso, debido a su cantidad de menús y opciones, aunque abundan los tutoriales para hacernos al mundo de Elite Dangerous. El gran fallo, sin duda, es la imposibilidad de explorar los planetas a pie, mientras que esta opción si está disponible en las estaciones espaciales.

En conclusión, Elite Dangerous, y su expansión Horizons, es un título de exploración espacial y ciencia ficción único, al menos hasta la llegada de No Man’s sky, el cual parece que si será más accesible para jugadores menos pacientes o puestos en este tipo de títulos. El juego tiene un futuro brillante, la compatibilidad con Oculus Rift, pueden hacer que la inmersión en el mundo de Elite Dangerous sea total. Un juego recomendable para amantes de la ciencia ficción y de la gestión, que valoren el tener que dedicar un buen número de horas para controlar las mecánicas del juego, entonces, si que seremos un gran piloto espacial. Por lo tanto, si te gusta la ciencia ficción, la exploración y siempre quisiste sentirte como el capitán Kirk de Star Trek, este es tu juego.

Arrancando motores, os dejamos con un gameplay de los creadores en el que nos muestran las mecánicas del juego en cuanto a pilotaje de naves se refiere.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Ruben Redfield

Licenciado en historia. Jugón ,cinéfilo, curioso por naturaleza Y friki multidisciplinar creado y diseñado en 1986. Aquí en la Tribu Gamer me encuentro como un xenomorfo en la Nostromo. He visto cosas que vosotros no creeríais... Por si quereis también hay un canal en el cuento cosas youtube

  • Me tienta un montón, pero no se si el juego me llegará a gustar, este tipo de juegos como bien apuntas, suelen pecar de ser demasiado complejos y cuesta mucho hacerse a ellos para empezarlos a disfrutar de verdad.