The Dark Eye: Memoria

Por - - Análisis, 4 More

Análisis de The Dark Eye: Memoria

The Dark Eye: Chains of Satinav nos dejó muy buen sabor de boca, tal y como vimos en el pasado análisis. Es por esto, que era irremediable que Daedalic nos hiciera probar Memoria, la secuela directa de Chains of Satinav.

Memoria continúa los pasos de Geron que busca una solución para el problema acontecido desde los hechos finales de Chains Of Satinav. Para solucionarlo contactará con Fahi, un mercader que ofrece el trato de ayudarle a cambio de resolver el misterio de un sueño que él y su hija están teniendo cada noche. Un sueño sobre una princesa (Sadja) de hace 450 años.

El juego se balanceará entre la historia de Geron y este nuevo personaje.

Descendiste a las mas profundas tumbas y escalaste las más altas montañas. Bailaste con los espíritus del viento y luchaste con demonios. Abandonada por los dioses y olvidada por el tiempo. Sadja, tu momento finalmente ha llegado.

Dark Eye Memoria - Inicio

Mecánicas de juego

Volvemos a tratar con una aventura Point & Click cuya resolución de puzzles es esencial para avanzar. Su estilo de juego es el igual al anterior: Usaremos objetos del escenario y de nuestro inventario para interactuar con nuestro entorno de manera que las cosas sucedan como queramos. A todo este compendio ya visto en el anterior análisis añadimos los poderes del bastón de Sadja, que añadirán cierta variación en las mecánicas. Estos poderes son activar objetos mágicos (wow), enviar visiones mentales a otras personas (WOW) y convertir objetos vivos en piedra (WOW! Most OP player 2015).

Memoria Screen2

En esta esta entrega se han centrado más en puzzles de observación. Por ejemplo, grandes escenarios con los que tengas pocas oportunidades de interacción pero que mediante la lógica uses elementos del inventario para encadenar un maravilloso efecto mariposa. Esto hace que el planteamiento del puzzle mejore con respecto al planteamiento mas simplón y MacGyver de la entrega anterior. Pero esto sólo es el planteamiento.

A la hora de la práctica la mayoría de puzzles tienen un planteamiento lógico: “Necesitas luz para alumbrar una sala”, pero en otras ocasiones dices: “¿Cómo demonios alguien iba a pensar esto?”. Estos contados puzzles pueden causar frustración en jugadores noveles que no tengan paciencia por avanzar el juego. Porque este juego se plantea así: Es normal atascarse un día en una pantalla, a la vieja usanza. Para los que no tengan tanta paciencia, siempre se puede tirar de guías.

Memoria Screen1

Trama: La historia de una princesa olvidada

Para aquellos que leyeran el análisis de ‘Chains Of Satinav’, recordarán que el premio que se otorgaba al jugador por avanzar era cuando el puzzle funcionaba bien en maneras que al principio parecían imposibles. En esta entrega, el premio es mayor: La historia. La historia es de lo mejorcito que he jugado en los últimos años, mucho mejor que la precuela.

La trama comienza muy bien, con una sucesión de videos y momentos muy efectistas y una intro remarcable. Pronto vemos como ambas historias que se nos cuentan no son sólo dos líneas argumentales separadas en el tiempo, se entrelazan y tienen consecuencias unas con otras. En el nudo de la historia estos entrelazos pueden liarnos un poco pero se garantiza un final que une todos los cabos y con el que fliparemos.

Gráficos y apartado artístico

En aspecto gráfico, Memoria no ha cambiado mucho respecto a Chains Of Satinav. Sigue siendo igual de increíble. Los escenarios que se nos presentan son obras de arte pintadas a mano con gran lujo de detalles. Los escenarios de este juego me han gustado tanto que os añado una galería de algunos momentos del juego. Una galería cedida por el amigo (y gran fan del juego) @DanielAyalaH:

Las animaciones siguen siendo lo peor de este apartado, resultan un poco toscas y los personajes se giran sin animación de giro (por ejemplo), cosa que podrían haber corregido para esta secuela.

Sonido y traducción

La banda sonora, aunque tiene la misma instrumentación que en la precuela, tiene melodías más épicas y misteriosas. En ‘Chains Of Satinav’ había temas muy malos pero también temas muy buenos. Aquí en ‘Memoria’ hay solo temas buenos, destacable el tema principal.

El doblaje (en inglés) sigue al excelente nivel de la anterior entrega, repiten los actores de doblaje para los personajes en común (Geron y Nuri).

Comentando el tema de la traducción, tiene un gran punto negativo: No hay. Si en ‘Chains Of Satinav’ teníamos que recurrir a una traducción fan-made (bastante fiel hay que añadir), en Memoria no existe traducción todavía, ni oficial ni fan. Es una gran desilusión que en los tiempos que corren, Daedalic no muestre el mas mínimo interés por localizar sus títulos. Es por esto que sólo se recomiendo jugar a este juego si dominas el inglés y no te agota leer y escuchar toda la trama y diálogos en inglés.

Conclusiones

Memoria no es la típica aventura gráfica de corte indie que pudiéramos sospechar. Su sistema de juego ha sido cambiado de la acción y combinación de su anterior entrega a la observación del escenario. No presenta muchas mejoras a nivel gráfico porque el aspecto de fondos dibujados a manos y el trabajo de diseño hace que nos olvidemos de que podría ser mejor. Todo es más y mejor que en su anterior entrega.

Además este juego trata una de las tramas de fantasía más bellas de los videojuegos que he tratado. Os recomiendo encarecidamente que le deis una oportunidad o le echéis un vistazo, siempre que entendáis la lengua de Shakespeare.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

The Good

  • Apartado artístico soberbio.
  • La historia es de lo mejor que he jugado en los últimos tiempos.
  • No es necesario jugar a la anterior entrega, aunque se conocería mejor a los personajes.

The Bad

  • Las animaciones siguen dejando que desear.
  • Sólo apto para los que dominan el inglés.
  • El género de aventuras Point & Click no es para todo el mundo.
8.5

Escrito por: RockBell

Game developer en construcción. Criado con las primeras consolas de Sony y convertido a pecero por la gloria de GabeN. Experto y licenciado por la universidad de Cincinnati en la saga Metal Gear. Consumidor empedernido de podcasts. Doy mis primeros pasos en la tribu gamer.