Análisis de Ikaruga

Por - - Análisis

Análisis de Ikaruga

Muchas consolas han recibido su versión, desde la fantástica Dreamcast hasta Xbox360 (en versión descargable) o para PC en Steam, pero vayamos por partes.

La historia de este título nos narra como el pueblo Norai consigue encontrar la “Energía de los Dioses” una fuente de energía tan poderosa como ilimitada. Esto les otorga un increíble poder que no dudan en emplear para invadir el mundo. Una organización llamada Tentaku surge dispuesta a parar los pies de los invasores con su flota de naves, pero lamentablemente todo el escuadrón es liquidado y tan solo sobrevive un joven piloto.

Este muchacho consigue llegar a una isla donde se encuentran aislados un grupo de ancianos desechados por la invasión Norai, entre ellos se encuentra un fantástico ingeniero que, con ayuda del resto de recluidos crean a Ikaruga, una nave de combate muy especial. Finalmente el joven se pone a los mandos de la nave y parte en su aventura para detener la invasión.

ikaruga-screens

Con esta historia los chicos de Treasure dieron vida a  un juego shoot´em up de los de siempre con una característica muy particular, el uso de la polaridad:

Y es que a lo largo del juego nos encontramos con dos tipos de enemigos: negros y blancos, los enemigos nos lanzarán disparos del mismo color que ellos, y es aquí donde la habilidad especial de cambiar de color de nuestra Ikaruga gana importancia:

Si somos alcanzados por un proyectil del mismo color que nuestra nave, estos no solo no nos dañarán, sino que irán cargando una barra con la que podremos ejecutar un potente disparo especial. Del mismo modo nuestros disparos serán el doble de eficaces contra rivales del color contrario al que llevemos en ese momento.

Además del stick o cruceta el juego emplea 3 botones: uno de disparo, otro de cambio de polaridad y el último para realizar el disparo especial. Estos serán los controles para hacer frente a las 5 largas fases con las que cuenta el título.

Ikaruga boss

Como es habitual, al final de cada una de las fases deberemos hacer frete a enormes jefes finales que empleará ambas polaridades a la vez.

Gráficamente nos encontramos con unos gráficos 3D que han envejecido estupendamente, el diseño de Ikaruga, los fondos y los enemigos lucen estupendamente y no tienen nada que envidiar a muchos de los juegos de hoy en día. En este apartado no puedo evitar mencionar los geniales arts empleados para asuntos de publicidad y comercialización. Merece la pena echarles un ojo.

En cuanto a sonido nos encontramos unas melodías muy acordes con el ritmo y estilo del juego, son melodías que acompañan muy bien a la acción en todo momento pero que (al menos yo) no se me hacen tan pegadizas como las de otros juegos del género. Los sonidos SFX son los clásicos de este género.

En conclusión, un juegazo que todo amante de los “juegos de navecitas” debería probar, eso sí, si lo hacéis tened en cuenta que engancha, y mucho.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

The Good

  • Gráficos 3D que han envejecido bien.
  • Diseños de Ikaruga, fondos y enemigos lucen estupendamente.
  • Melodías muy acordes con el ritmo y estilo del juego.

The Bad

  • Engancha y mucho.
  • Su dificultad.
8

Escrito por: Metalman222222

Gamer y otaku enamorado de la nes desde los 8 años. Disfruto encontrando las joyas ocultas del mundillo jugón.