15 años de Dreamcast en Europa

Hoy 14 de octubre se cumplen los 15 años de la salida de Dreamcast en Europa. Querida y recordada con cariño por muchos de sus usuarios y el adiós definitivo de Sega a sacar consolas.

Nunca me he considerado seguero y no soy la persona más indicada para hablar de Dreamcast, aun y así me siento en la obligación moral de salir a defender la que para mi ha sido una de las consolas que más he querido y con la que más he sufrido.

Cuando las recreativas poblaban la tierra

15 años atrás aun eran buenos tiempos para las recreativas, y aunque las consolas habían comido terreno, muchos eran los juegos que llegaban antes a los salones donde se forjaban su merecida fama para luego dar el salto a consola. La diferencia de calidad entre las consolas y las recreativas era evidente y las conversiones de juegos como Street Fighter 2 eran de inferior calidad y perdían detalles, ¿quien no echó en falta a dos de los seis elefantes en el escenario de Dhalsim?.

Al igual que la NeoGeo era la versión doméstica de las recreativas de SNK, Dreamcast lo fue para las de Sega y claro estamos hablando ni mas ni menos que de SEGA en mayúsculas, y es que no había salón recreativo que no tuviera sus máquinas. Dreamcast compartía una revisión de la misma placa que se montaba en las recreativas, la placa Naomi.

Pero a diferencia de NeoGeo tanto la consola como los juegos, tenían un precio mucho más asequible y podías llevarte a casa versiones de recreativas como Daytona Usa 2001, House of the Dead, Virtua Cop o Crazy Taxi sin llegar a pedir un préstamo al banco.

Los gráficos si importan

La experiencia es un grado y la adquirida en el mundo de las recreativas tuvo sus frutos en Dreamcast. Si hay algo que me sorprendió de los juegos propios de Sega era su robustez y suavidad. Los gráficos estaban cuidados, lucían realmente bien con bordes alisados y no solo eso, la mayoría corrían a 60fps muy estables. El nivel de optimizacíon era elevado y los resultados saltaban a la vista.

Mi primer contacto fue con Sonic Adventure y en el acto me quedó muy claro la potencia de la consola. Amante del PC de toda la vida jamás había visto algo tan bello, frenético y estable. ¿Quien no recuerda la escena cuando nos persigue la orca y salta por encima del erizo azul?

Luego fueron llegando más y más juegos y todos ellos gozaban de gran belleza y fluidez. Mención especial a por ejemplo Resident Evil Code Veronica que fue todo un juegazo. Aunque una lástima que luego capcom y otras tantas compañías no apoyaran a Dreamcast.

Tanto Code Veronica como otros tantos juegos terminaron saliendo para la todopoderosa y hypeada Playstation2, esa misma que Saddam Husein podía comprar en masa para construir estaciones de lanzamiento de misiles intercontintentales. Y para sorpresa de muchos estos juegos lucían mejor en Dreamcast, como era el caso de DOA2, Soul Calibur 2 y algunos otros, y es que gozaban del doble de resolución vertical y un nivel de optimización envidiable.

Apostando por la innovación

dreamcast_consola2La consola en sí tenia un diseño muy agradable y compacto y apostaron por un formato óptico de almacenamiento, el GD-Rom capaz de almacenar cerca de un 1,2 Gigabytes para evitar la piratería que tanto daño (y popularidad) había producido en Playstation. Pero el tiro les salió por la culata, el sistema fue reventado y los datos podían ser extraídos, volcados en un CD y la consola se los tragaba tal cual como si fuera un disco original sin necesidad de chips ni modificaciones.

En general creo que Dreamcast estaba adelantada a su época incluyendo opciones que la competencia no había tenido en cuenta o habían desechado, muchas de esas mejora a día de hoy se han perdido o no han sido explotadas.

Cuatro puertos para mandos al igual que Nintendo 64 y juegos a medida y divertidos para pasar un buen rato con los amigos con por ejemplo Power Stone. Los propios mandos incluían opciones interesantes como poder conectar un Rumble Pack (aunque también visto en Nintendo 64) y la tarjeta de memoria con display, así cada jugador podía tener sus partidas por separado sin necesidad de insertarlas en la consola.

Dreamcast-Keyboard

Bastaba con llevarte tu mando a casa de un amigo y continuar tu partidas. El display aunque de una manera simple y rudimentaria podía mostrar información adicional del juego, esto a día de hoy se puede ver en el mando tableta de Wii U, aunque claro está de una manera mucho más evolucionada.

Su conexión online por modem en España era ciencia ficción para una consola, cabe decir que en Japón tenían el adaptador para la banda ancha (ADSL). La consola incluía un cable de teléfono y un CD Browser para poder navegar por internet.

Dreamcast-MouseApareció un teclado típico de PC para poder usarlo en Phantasy Star Online, lo que nos permitía chatear con otros jugadores, esto dicho a día de hoy no parece nada importante, pero en su momento fue revolucionario.

Aparte de teclado también había un ratón oficial que se podía usar sin problemas en el juego Quake 3 Arena, pero la guinda del pastel la ponía el juego cruzado entre usuarios de PC y Dreamcast de eso hace ya 14 años, cuando a día de hoy es impensable salvo raras excepciones como Unreal de PS3 y alguno más.

Una consola tan cojonuda no puede fracasar

Muchos juegos que pegaron fuerte no llegaban a Dreamcast y para según quién una consola sin el International Super Star Soccer no era una opción y las alternativas como Virtua Striker (libero grande) no estaban a la altura. Si, parece una estupidez, pero la falta de varios títulos clave en el catálogo fue decisivo para muchos.

Yo venía de play, consola que marcó un antes y un después, estaba acostumbrado a sus juegos, pero pocos llegaban a Dreamcast. Aun y así tenía mis alternativas a los juegos más representativos, puedo decir con la cabeza bien alta que aunque no pude disfrutar de Ace Combat de Namco (saga que me marcó en la primera Play) si pude hacerlo con Deadly Skies de Konami. Gran Turismo lo tuve que sustituir por Sega GT y más tarde con Metropolis Street Racer y este último me enamoró.

En sus mejores momentos cuando parecía que la consola se comería el mundo no paraban de surgir rumores, una nueva revisión con DVD, la salida de una versión de la consola para PC mediante el uso de una tarjeta PCI, versión portátil y un sinfín de especulaciones.

Descanse en paz

Dreamcast se dejó de fabricar en 2001 por malas ventas mientras la competencia arrasaba. Sufrió una muerte lenta y dolorosa, algunos de los grandes juegos que habíamos disfrutado eran usurpados y vendidos como novedades en otras consolas.

Como nota anecdótica Ikaruga el ahora matamarcianos de culto de Treasure, llegó a salir en tierras niponas cuando la consola estaba prácticamente muerta y enterrada, aquí ni llegó. Para unos pocos ese fue el último grito de resistencia antes de desaparecer en el olvido.

Antes de que Sega tirase la toalla se vendieron 10 millones de consolas en todo el mundo y nos dejó unas cuantas joyas, se que me dejo muchas y para según quien sobra alguno de estos juegos, pero son de los que guardo un cariño especial:

  • Jet Set Radio
  • Zombie Revenge
  • House of the Dead 1 y 2
  • Metropolis Street Racer
  • Sonic Adventure 1 y 2
  • Soul Calibur
  • Blue Stinger
  • Time Stalkers
  • Power Stone
  • Resident Evil Code Veronica
  • Vanishing Point
  • Phantasy Star Online
  • Dead or Alive 2
  • Deadly Skies
  • Skies of Arcadia
  • Sword of the Berserk
  • Guilty Gear X
  • Capcom vs snk
  • Jojo´s bizarre adventure
  • KOF99
  • Marvel vs Capcom 2,
  • Street fighter 3rd Strike

Joder Sega pero que jodidamente grande eras y como caíste en desgracia. Ahora Sonic es poco menos que una putilla para juegos de segunda de Nintendo. Para muchos Dreamcast sigue viva en nuestros corazones.

Se que me he dejado mucho por contar, así que os animo a que comentéis los puntos interesantes que creáis oportunos.

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Enrique Romagosa

Fan de Apple, criado por el Dr.Slump, Dragon Ball y el Equipo A. Mi primer ordenador un MSX Sanyo-MPC200. Mi primera consola, la Nintendo 8 BIts. En la actualidad, trabajo como programador. En mis ratos libres, devoro series de TV, libros de ciencia ficción, navego por la red, y disfruto de videojuegos.

  • Maraz

    Genial artículo, Enrique. Yo no tuve la Dreamcast pero un gran amigo sí, y me pasé con él una buena parte de los juegos de su catálogo. Por encima de todos recuerdo el que para mí es el mejor de los Resident Evil (junto con el remake de Game Cube), el Code Veronica. Cómo no, citar a Silent Scope, tremendo, me flipaba y aún a día de hoy me flipa, de hecho tengo la saga completa para ps2. Y Sword of the Bersheck, que nos encantaba y que creo que había que pillarlo de importación porque aquí no llegó, pero no estoy seguro, pedazo de espadón, era salvaje el juego, con largas escenas de vídeo. Termino con Blue Stinger, el survival horror que en España dio menos miedo que en Japón y América por la cagada que hicieron de prescindir de las cámaras fijas. En fin, nostalgia.

  • Gracias, para mi ha sido la consola más querida y con la que más he sufrido, una pena que Sega tuviera que tirar la toalla 🙁