10 de los videojuegos más difíciles de la historia

Como todos sabréis, la dificultad en los videojuegos siempre ha sido un factor muy a tener en cuenta, ya que de ella depende mucho la valoración final del susodicho, pudiendo convertir lo que habría sido un producto del montón, en una leyenda legendaria que tan solo fue superada por unos pocos.

En esta lista no voy a incluir videojuegos creados por fans con el único propósito de añadir una dificultad desbordada en la que el jugador no dura mas allá de 10 segundos. También hay que tener en cuenta que, aunque hay títulos que a día de hoy parecen sencillos, en su época el nivel de habilidad e ingenio que debía poseer una persona para completarlo era muy superior al actual, ya que en estos tiempos que corren, cualquiera puede consultar una guia que contenga todo el desarrollo junto a sus secretos.

Dicho esto, vamos allá con los elegidos:

 

DIGIMON WORLD

digimonworld

Digimon World es probablemente el mejor representante de la serie de dibujos en el mundo de los videojuegos. En el emulábamos a un joven que era transportado a una ciudad abandonada del mundo digital y teníamos que adoptar un digimon que sería nuestro aliado. El objetivo: buscar al resto de digimon que habían perdido el norte alejándose de la ciudad y hacerlos entrar en razón a base de tortas para que regresasen. El modo de juego era parecido a un JRPG, en el que nuestra criatura combatía siguiendo las ordenes que le asignábamos (las cuales no siempre cumplía).

La gran dificultad llegaba a la hora de hacer evolucionar correctamente a nuestro digimon. Tenía que ser cuidado cual Tamagochi se tratara, ya que al mínimo error su evolución desembocaría en un monstruo débil que nos sería inútil para seguir progresando. De todas formas antes o después el pobre bicho fallece y toca empezar de nuevo. También era muy complicado (por no decir imposible sin utilizar una guia) saber que camino seguir para no ser apalizado y que acciones había que realizar para que determinados digimon se uniesen a la ciudad. Y por si todo ello fuera poco, ¡la versión pal del juego contenía un bug que hacía imposible terminarlo!

 

MORTAL KOMBAT II

MortalKombatII

Superar casi cualquier torre de Mortal Kombat 2 era como lanzarse desde un noveno piso con la ilusión de aterrizar sin rasguño alguno. Normalmente empezaba como el típico juego de peleas sencillo, pero a mitad de camino el cartucho comprendía que no te andabas con chiquitas y activaba su modo imposible. A partir de entonces se jugaba al “error y ensayo“, la máquina predecía tus movimientos y te machacaba con combos dignos del campeón del mundo.

Si a mitad de la etapa la situación ya era tal que así, ya podéis imaginaros como era la batalla final. Temblar al recordarlo es poco.

 

EPHEMERAL FANTASIA

ephemeralfantasia1
El menos conocido de todos los de la presente lista a la par que el más raro de entender.

Se trataba de un JRPG que nos llegó por parte de Konami (en inglés) y que nos contaba la historia de Mouse, un muchacho que acudía a una isla en la que se iba a celebrar una boda real y en la que él sería el guitarrista que tocase las melodías en la ceremonia.

La particularidad se nos presenta al observar que tenemos un reloj en el que pasan las horas, y que sirve para tener que acudir a los lugares que nos citen a la hora acordada. Pasados 3 o 4 días, si no habíamos hecho todo correctamente, por cosas del argumento Mouse muere y vuelve a empezar desde el primer día, convirtiéndolo en un bucle infinito.

Creíble o no, eso es lo que sucedía y sin una guia paso a paso, era imposible salir de dicho bucle. Un gran juego que, en gran parte, quedó estropeado por ese obstáculo tan tonto.

 

DEMON’S SOULS

DemonsSouls

Si he escogido Demon’s Souls en lugar de su sucesor espiritual, Dark Souls, es porque este primero carece de ciertos elementos que convierten su secuela en una experiencia algo más sencilla.

Demon’s Souls está considerado uno de los videojuegos más complicados de la pasada generación y se lo merece con creces. Morir es sinónimo de comenzar desde el principio del nivel (por supuesto con los enemigos regenerados), carece de puntos de control hasta que nos cargamos a un jefe, la creación de las armas adecuadas era insoluble sin saber como hacerlo, el herrero que nos forja las mejores armas del juego tampoco aparece en el camino principal por lo que debemos descubrir donde se halla, la barra de vida nos baja como si drenásemos un vaso de agua con una pajita… y podría seguir añadiendo pullitas que convierten a Demon’s Souls en una aventura tan jodida.

 

ROCK BAND 2

rockband2

Todos recordamos lo complicado que era superar en Guitar Hero 3, Through the Fire and Flames de Dragonforce. Pero si en estos videojuegos musicales existe algo más complicado que tocar la guitarra de 5 botones, eso es darle caña a la batería.

Panic Attack del grupo de Metal Progesivo, Dream Theater, fue la pesadilla de aquellos que pretendían completar todos los temas de Rock Band 2 a manos de la batería. Con unos raros compases de 5/8 y una duración de casi 7 minutos, se convierte en el tema mas difícil de interpretar de toda la saga, al menos usando la batería.

 

PUNCH-OUT

punchouttyson

El clásico entre los clásicos del mundo del boxeo. Manejábamos al boxeador Little Mac y nuestro objetivo era coronarle como campeón del mundo. Todo ello empleando una mecánica sencilla: con una cámara que nos mostraba su espalda, los controles se basaban básicamente en esquivar y atacar.

Hasta la mitad del juego podíamos encontrarnos con algún que otro rival complicado, pero nada que con algo de práctica se superase. A partir de ahí la jugabilidad se volvía cada vez más imparable, haciendo perder los papeles a más de uno -pobres NES, muchas de ellas acabaron reventadas contra la pared- pero ningún contrincante era tan bastardo como el último: el mismísimo Mike Tyson.

Pelear contra Mike Tyson era hacer de saco de boxeo contra él. De un solo golpe nos tumbaba, era rápido como un demonio y para derribar al maldito maldito había que asestarle puñetazos a punta pala.

 

BATTLETOADS

battletoads

Quizás no es tan güarro como otros títulos en los que morir una sola vez significa empezar el juego desde el principio de nivel, pero si algo caracterizaba a Battletoads eran determinadas fases que podían quitarle el sueño al mismísimo Morfeo.

Después de tantos años cientos de jugones siguen llorando sangre al recordar la tétrica etapa de las motos, en la que teníamos que saltar y esquivar obstáculos a una velocidad progresiva, llegando al punto de tener que memorizar por obligación la secuencia en el cerebro, ya que al sentido de la vista no le daba tiempo a asimilar lo rápido que iba el asunto.

 

SMASH TV

smashtv2
Todos hemos pensado que los arcades de recreativa tenían una dificultad tan elevada porque el objetivo de las desarrolladoras era sacarnos el máximo dinero posible, pero hay veces que las ideas superan la razón lógica de cualquiera. Y es que Smash TV daba lo mismo jugarlo en recreativa que en cualquiera de las consolas de sobremesa en las que apareció, era imposible de superar sin hacer trampa.

Siguiendo el modelo de juego de controlar con la cruceta y disparar con los botones, nuestro objetivo era avanzar por salas (con una temática de concurso de televisión) hasta llegar a la última, donde nos esperaba un jefazo para partirnos la cara.

Dividido en 3 niveles, el primero de ellos era complicado pero superable. Una vez llegado al segundo, a todo el mundo se le pasaba por la cabeza que tal vez lo mejor habría sido dejar el final en solo una pantalla, ya que las otras dos no forman parte de este mundo, llegando un momento en el que se juntan tantos enemigos que parece que se vaya a saturar la máquina.

 

NINJA GAIDEN

ninjagaiden

Aun en la actualidad, Ninja Gaiden sigue teniendo una dificultad bastante interesante, haciendo honor al resto de la saga. Pero es Ninja Gaiden de NES lo que nos depara hoy. Era de esos arcades de la vieja escuela: con una barra de energía pero recibiendo palos cada pocos segundos y cientos de saltos en los que había que tener un 200% de precisión para no caer al vacío.

De todas formas avanzar hasta el jefe final era posible después de mucho sudor, entonces asimilabas que había llegado el momento de reconocer que nunca lo completarías. El último acto del juego se dividía en 4 etapas medianamente largas. La última zona era el jefe final, bueno, más bien 3 jefazos seguidos la mar de complicados y aleatorios que requerían cientos de intentos para ser eliminados.

El problema llegaba cuando te quedabas sin vidas y utilizar la opción de continuar suponía comenzar desde el principio del acto, teniendo que recorrer de nuevo todas y cada una de las etapas. Un reto sin duda para los más habilidosos y pacientes.

 

I WANNA BE THE GUY

iwannabetheguy1

Mencioné que no incluiría juegos imposibles creados por fans, pero a pesar de que el nivel de habilidad requerido para “disfrutar” de I Wanna Be The Guy es altísimo, puede completarse sin hacer trampas y sin consultar en internet.

Se trata de un homenaje a algunos de los videojuegos más clásicos, con multitud de cameos y cuya estructura es tan sencilla como moverse, saltar y disparar pero a lo largo y ancho de un recorrido lleno de trampas, en el que todo lo que nos toca nos mata.

Es posible terminarlo, pero en un modo de puntos de control estándar. Su mayor nivel de dificultad significa completarlo entero de principio a fin sin morir una sola vez, ya que no hay continuaciones ni vidas extra. Algo que, hasta donde servidor conoce, nadie ha logrado todavía.

 

Esto son tan solo 10 ejemplos de entre muchos otros. Y para vosotros, ¿qué otros juegos merecen ser mencionados en un artículo de este calibre?

Ayúdanos a difundir y compártelo !!!

Escrito por: Rukenshin

Me crié entre consolas y actualmente me alimento de videojuegos. La música, el cine y la cerveza también forman parte de mi dieta pero los DLC's me provocan retortijones. De la mano de Mario aprendí a caminar, junto a Link me volví un luchador, entre los zombies de Resident Evil desperté mi instinto de supervivencia y con Final Fantasy comprendí el significado de la palabra "emoción".

  • Vagrant Story me hizo sudar el muy jodio xDD

  • Yo tuve el Digimon World, juegazo del que me di cuenta hace tiempo que mucha gente ni sabe que existió. Lo del bug es la mayor trolleada que una desarrolladora le puede hacer al jugador de a pie XD (un desastre)

  • Rukenshin

    El Digimon era buenísimo pero demasiado complejo para la época en la que se lanzó, sin guia uno estaba perdido xD.